Entrevista con Francisco Kennedy de Souza, investigador de la Universidad de Indiana en los Estados Unidos y la Universidade Federal do Acre, Brasil.

Por Yessenia Soto, Rainforest Alliance

francisco-kenne-080

La Amazonía es el bosque tropical primario más extenso del mundo, con un área de aproximadamente 370 millones de hectáreas que se extienden por nueve países suramericanos. Los bosques amazónicos albergan 20% del agua dulce disponible del planeta, el 30% de la fauna y la flora mundial, una enorme reserva de minerales y brinda sustento a cientos de comunidades que dependen de sus recursos para subsistir.

Este bosque solía cubrir 14% de la superficie de la Tierra pero ahora solo ocupa el 6%. La mitad se ha perdido por la deforestación para la extracción comercial de madera, la agricultura, la ganadería, la construcción de infraestructura y la minería, entre otros.

En Brasil, hogar de más del 60% de la Amazonía, la silvicultura, la agricultura y la ganadería son fuentes de ingreso clave para las comunidades locales. Por eso, el gobierno está haciendo esfuerzos para regular estas actividades y ayudar a las comunidades a prosperar al mismo tiempo que ayudan a conservar y recuperar sus bosques.

Francisco Kennedy de Souza, un becario de Rainforest Alliance y Kleinhans e investigador de la Universidad de Indiana y de la Universidade Federal do Acre (UFAC), en Brasil, nos cuenta sobre su trabajo estudiando tres modelos de aprovechamiento del bosque en la Amazonía Occidental brasileña y sobre la importancia de los productos forestales no madereros (PFNM) como fuente de ingreso local y amigable con los bosques.

Pregunta: ¿Puede darnos un resumen de su investigación sobre los beneficios de cosechar  PFNM en la Amazonía occidental brasileña?

kennedy2

Souza: En los años 80, Brasil empezó un movimiento contra la deforestación y el gobierno creó políticas y estrategias para apoyar el desarrollo sostenible de la Amazonía. Nosotros comparamos tres modelos de desarrollo implementados en el Estado de Acre para detener la deforestación y recuperar los bosques: las reservas extractivas, donde no se permite cortar árboles, únicamente extraer PFNM; los asentamientos agroextractivos, que son un modelo híbrido de extracción de madera y de PFNM; y los asentamientos de colonización, en donde la ganadería era la principal fuente de ingreso familiar pero ahora hay un número creciente de familias adoptando el aprovechamiento agroforestal sostenible y la extracción de PFNM. Analizamos la contribución de cada modelo al bienestar económico local y a la conservación del bosque, principalmente observando el rol del aprovechamiento de los productos forestales no maderables como palmeras, semillas, hierbas, el hule, entre otros.

Comparamos 7 sitios que incluyen una reserva extractiva, tres asentamientos agroextractivos y tres asentamientos de colonización, y utilizamos encuestas de hogares, comunidad y cobertura vegetal en usos de suelo.

P: ¿Por qué decidieron enfocarse en el rol de los PFNM?

Souza: La agricultura, la ganadería y el aprovechamiento forestal son actividades económicas clave para las familias que viven en esta zona, pero también son causas principales deforestación. Según nuestra investigación, las comunidades en asentamientos de colonización son las que reciben mayores ingresos económicos gracias a que se dedican principalmente a la ganadería, pero sus tierras presentan cerca de un 50% de deforestación. Los asentamientos agroextractivos presentan aproximadamente un 20% de deforestación, mientras que las reservas extractivas que dependen únicamente de los PFNM tienen solo un 7% de deforestación, pero reciben la mitad de ingresos que generan los asentamientos de colonización mediante la ganadería.

Entonces, está claro que la extracción de PFNM es una actividad exitosa para la conservación de la Amazonía, pero no la más rentable. Queríamos conocer qué es necesario ajustar para mejorar su viabilidad económica, la situación económica de las familias que dependen de esto y hacerla más atractiva para otras comunidades.

P: ¿Por qué son menos rentables los PFNM en comparación con las otras actividades?

Souza: Estos exigen un trabajo intensivo de cosecha y crecen en áreas remotas, haciendo su venta difícil y costosa. Sólo algunas comunidades han tenido éxito exportando sus productos a  Europa o al sur de Brasil. Otro factor es que a partir de 1999 el gobierno brasileño convirtió los bosques de uso múltiple donde estaban las reservas extractivistas en zonas enfocadas en un solo producto no forestal, como la zona sostenible de la castaña, la zona sostenible del hule, etc., lo que aumentó los costos de producción y comercialización, así como su vulnerabilidad ante las fluctuaciones en los precios.

francisco-kenne-038

P: ¿Cómo se puede motivar a la gente a optar por los PFNM cuando son mucho menos rentables?

Souza: Un resultado interesante de nuestro estudio es que si bien las comunidades extractivas y agroextractivas que dependen más de estos productos reciben menos dinero que las de colonización, su ingreso por día es mucho mayor a la media nacional y está muy por encima del nivel de ingreso utilizado por el Banco Mundial para definir la línea de pobreza.  Estas comunidades también presentaron un gran progreso social, mejoras en educación, salud e infraestructura en los últimos diez años. Entonces, analizar la rentabilidad de los PFNM no es la mejor estrategia para medir su ganancia;  también se debe sumar un índice de mejoramiento de la calidad de vida y promoverlo como una ventaja de la actividad, junto a sus beneficios para la conservación.

P: ¿Cómo se puede mejorar la viabilidad económica de la extracción de PFNM y aumentar la competitividad de las comunidades que dependen de estos productos?

Souza: Es necesario que el gobierno, las ONG y otras organizaciones ayuden a las comunidades a diversificar su producción de nuevo para bajar los riesgos y costos de producción. Los productores también deben unir fuerzas para incrementar sus volúmenes de producción, mejorar el acceso a mercados y lograr hacer ventas a gran escala. Por ejemplo, se pueden integrar múltiples cooperativas comunitarias en una entidad que las represente ante grandes compradores para que obtengan contratos significativos y de largo plazo. El estado de Acre ya creó la Escuela del Bosque que está capacitando a los miembros jóvenes de las familias en administración, planificación, nuevas técnicas productivas y comercialización. Los resultados de esta investigación serán parte de estas capacitaciones.

De forma paralela, las comunidades deberían recibir pagos por los servicios ambientales que ofrecen mediante sus esfuerzos de conservación del bosque. Esto también podría aumentar el valor de sus PFNM y desmotivar una mayor inversión en la producción agrícola y ganadera extensiva.

francisco-kenne-044

P: ¿Qué pueden hacer las comunidades ganaderas para mejorar su éxito en conservación?

Souza: Pueden replicar los aspectos que hacen a las comunidades dedicadas a los PFNM un modelo exitoso de conservación. Por ejemplo, ellas manejan sus tierras y recursos de forma colectiva, lo que promueve el bienestar común e incrementa la probabilidad de conservación. Adicionalmente, su visión no está enfocada en la maximización de las ganancias sino en mejorar su calidad de vida a través del ingreso y ven el bosque como una parte importante de su bienestar presente y futuro.

Las comunidades colonizadoras también se pueden beneficiare estrategia económica que combine el manejo sostenible de los productos forestales y no forestales, prácticas para la producción ganadera sostenible y de ganar pagos por servicios ambientales.

P: ¿Están anuentes las comunidades de colonización a probar estas alternativas para reducir su huella?

Souza: Sí. Los colonos necesitan nuevas opciones porque el costo de producción en la ganadería va creciendo y la degradación del suelo es severa. Los modelos de producción más ecoamigables no solo ayudan a prevenir la deforestación, sino que pueden ser una buena estrategia económica para ellos.

P: ¿Pueden ayudar los programas de certificación como Rainforest Alliance a que las comunidades aprovechen sus recursos de forma más sostenible?

Souza: Las certificaciones son importantes dentro de una estrategia de manejo sostenible ya que tienen impactos positivos en la generación de ingresos, en la organización comunitaria, la administración y comercialización de los productos. Pero nuestra investigación demuestra que la certificación es más efectiva para la economía y la conservación cuando las comunidades certifican múltiples productos, no solo uno. Entonces la certificación debe considerar todo el portafolio de productos de las comunidades, no solo uno.

Conozca más sobre este proyecto en el sitio web del Eco-Index de Rainforest Alliance.

One thought on “Entrevista con Francisco Kennedy de Souza, investigador de la Universidad de Indiana en los Estados Unidos y la Universidade Federal do Acre, Brasil.

  1. Pingback: Buscando un modelo económico y de conservación sostenible para la Amazonía brasileña | The Frog Blog Español

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s