Nueva reserva de vida silvestre en Haití protegerá especie de iguana en peligro crítico

Por Dipika Chawla, Rainforest Alliance

“Las especies de iguana son absolutamente indispensables para los esfuerzos de reforestación en Haití. Necesitamos mostrarle a la gente que estos animales son sus aliados”.

Foto por Yolanda M Leon

Con sus rayas color gris claro que alternan con las marcas en gris oscuro, la iguana de Ricord (Cyclura ricordii) es fácilmente identificable, aun cuando rara vez es vista en la isla de Hispaniola, donde es una especie endémica.  Se encuentra entre las especies de reptiles más amenazadas del mundo y está clasificada como “en peligro crítico”, por la UICN, debido a los bajos niveles de población y a los requisitos de hábitat altamente especializados – vive en ecosistemas xéricos o extremadamente secos y el hábitat nativo total de la especie se ha reducido a un área menor  a los 100 km2.

Se sabía que la iguana de Ricord existía en sólo tres pequeñas subpoblaciones aisladas en la República Dominicana: una en isla Cabritos, la segunda a lo  largo de la margen sur del lago Enriquillo y la tercera en las tierras bajas costeras cerca del pueblo de Pedernales. En el 2007, el biólogo Ernst Rupp del Grupo Jaragua, trabajando en conjunto con International Iguana Foundation (IIF), descubrió una subpoblación completamente nueva en el pueblo haitiano de Anse-a-Pitres. Investigación subsiguiente realizada por Rupp y por Masani Accimé, de IIF, reveló que esta población es extremadamente frágil: se estima que sólo quedan 250 adultos y lo que resta de su hábitat de bosque seco está desapareciendo a un ritmo alarmante. Con el apoyo del Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, por sus siglas en inglés), Accimé ha estado trabajando de cerca con la comunidad de Anse-a-Pitres para crear una reserva municipal de vida silvestre que salvaría a esta subpoblación de la extinción.

La degradación de hábitats es común en Haití, el país más pobre del hemisferio occidental y una nación que ha sido casi completamente deforestada. Las pocas tierras forestales que permanecen continúan siendo taladas para producir carbón, la fuente primaria de energía en el país.  Según Accimé, después de la construcción de una carretera de acceso a Anse-a-Pitres en el 2011, la producción de carbón se convirtió en una importante fuente de ingresos para los residentes locales, quienes además cazan iguanas de Ricord por su carne y huevos. La especie C. ricordii sólo se reproduce una vez al año, poniendo de 14 a 20 huevos en cada nido, por lo que el saqueo de nidos tiene un efecto devastador sobre la población.

IMG_3595

“Las personas en Anse-a-Pitres no tienen una ética de conservación de vida silvestre. Sencillamente no ven a los animales así. Para empeorar las cosas, también hay bastante herpetofobia en Haití”, explica Accimés. “Mucho de nuestro trabajo involucra tratar de promover una actitud diferente y concientizar a las personas acerca del rol de estos animales en su ambiente”.

Como el herbívoro endémico más grande de Hispaniola, la iguana de Ricord tiene la mayor importancia para la región. Juega un rol vital al dispersar semillas de plantas — de hecho, un estudio de la UICN encontró que las semillas que habían pasado por el tracto digestivo de las iguanas de roca (como la iguana de Ricord)  crecían más rápido y se convertían en plantas maduras más grandes que las semillas que no pasaron por este proceso.

“Las especies de iguana son absolutamente indispensables para los esfuerzos de reforestación en Haití”, enfatiza Accimé. “Necesitamos mostrarle a la gente que estos animales son sus aliados”.

IIF planea crear una reserva municipal de vida silvestre en Anse-a-Pitres que protegería legalmente a las iguanas de Ricord de los cazadores ilegales y a su hábitat de los productores de carbón. Esta meta está modelada de acuerdo en un proyecto anterior de IIF con el Grupo Jaragua en Pedernales, en la República Dominicana, donde establecieron una reserva privada de 29 hectáreas para proteger las iguanas de Ricord. Como resultado de su trabajo, la población de iguanas en Pedernales ha aumentado en un 60 por ciento en los últimos cinco años.

IMG_3051

Aunque el éxito del proyecto de Pedernales es alentador, Accimé reconoce que las condiciones culturales, institucionales y socioeconómicas de Haití requieren de una estrategia diferente. En la República Dominicana, el gobierno históricamente ha sido mucho más proactivo respecto a crear áreas protegidas y a respetar las leyes.

“Los ideales de educación ambiental y conservación de vida silvestre son parte del currículo de las escuelas públicas en la República Dominicana”, agrega Accimé. “Los dominicanos, en general, están más conscientes de la importancia de conservar los recursos naturales y la vida silvestre”.

En contraste, según ella, aunque Haití técnicamente sí tiene un sistema nacional de áreas protegidas, la falta de capacidad institucional, a nivel nacional, ha presentado desafíos para los conservacionistas. Cambios frecuentes en el liderazgo y otras ineficiencias burocráticas han frustrado el proceso de obtener apoyo y ejecutar proyectos de conservación.

En vista de esto, Accimé ha usado un enfoque de abajo hacia arriba, concentrándose en obtener apoyo local en Anse-a-Pitres para su proyecto. IIF ha realizado varios talleres y reuniones comunitarias en el pueblo y tanto el gobierno municipal como la comunidad apoyan el establecimiento de la reserva de vida silvestre en el área. Una vez establecida el área protegida municipal, Accimé tiene planeado hacer cabildeo para poder incluirla en el sistema nacional de áreas protegidas. Por ahora, sus metas a corto plazo se centran en aumentar la sensibilización y la capacidad local.

“Cuando nos reunimos con las personas, tratamos de educarlas acerca de las iguanas de Ricord y su importancia para el ambiente y al mismo tiempo también queremos aprender sobre sus necesidades y su perspectiva”, dice Accimé.

IIF encontró que los carboneros locales están muy abiertos a medios de vida alternativos. La producción de carbón es físicamente exigente y la paga es baja. La madera se quema lentamente durante el proceso de producción y los trabajadores que inhalan los vapores tóxicos, durante largos periodos, a veces desarrollan enfermedades pulmonares. Además, todos los árboles grandes en Anse-a-Pitres ya han sido talados, por lo que ahora tienen que acudir a cortar árboles pequeños, arbustos leñosos y cactus. A pesar de los impactos ambientales, los residentes locales se dan cuenta que la producción de carbón como fuente de ingresos no es sostenible a largo plazo.

IIF ha ofrecido algunas ideas de fuentes alternativas de ingresos como abrir viveros para reforestación e introducir contabilidad. Accimé reconoce que los problemas socioeconómicos que surgen de la producción de carbón existen a nivel nacional y que el gobierno – finalmente – tendrá que asumir una posición proactiva, si va a haber una solución significativa y a largo plazo, para contar con medios de vida sostenibles. Por ahora, si IIF logra crear una reserva municipal, puede proteger las plantas y la vida silvestre restante en Anse-a-Pitres y, probablemente, hasta revertir algunos de los impactos de la deforestación.

Accimé marca un nido con jóvenes haitianos

Accimé marca un nido con jóvenes haitianos

Además de crear una reserva de vida silvestre, IIF está fortaleciendo la capacidad de monitorear iguanas de Ricord en Anse-a-Pitres. Un socio clave local en sus actividades de conservación ha sido la organización de juventud Organisation des Jeunes Actives Anse-a-Pitres (OJAA), cuyos miembros por mucho tiempo han sido defensores apasionados de la conservación en el área. IIF está capacitando a personal de OJAA en monitoreo de hábitats de anidación y en colocar transmisores en iguanas de Ricord adultas para poder conocer más acerca de sus necesidades de hábitat.

Accimé espera que el área protegida municipal esté aprobada y establecida en los siguientes tres a ocho meses. Si es exitosa, la reserva de Anse-a-Pitres será la primera de su tipo en Haití y beneficiaría a una amplia gama de especies de plantas y animales, incluyendo la vulnerable iguana rinoceronte (Cyclura cornuta), que comparte un ancestro con la iguana de Ricord. IIF también descubrió solenodontes haitianos (Solenodon paradoxus) en el área, un mamífero endémico muy raro que come insectos, que es una especie prioritaria para la conservación en Hispaniola.

“Todo lo que hagamos para la iguana de Ricord ayudará a otras especies de vida silvestre”, dices Accimé. “Todo está conectado”.

Más sobre este proyecto

Version française

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s