Entrevista con Álvaro Luna, director de la Alianza M-REDD+

Realizada por Yessenia Soto, Rainforest Alliance

“Debemos dejar muy claro que millones de personas dependen de los recursos forestales para sus medios de vida y que la deforestación y degradación de los bosques es un factor clave en el incremento de la fuerza e intensidad de los desastres naturales”.

Tarahumara3.jpg

Los gobiernos de México y los Estados Unidos, con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), establecieron este año un Mecanismo de Cooperación para crear el marco de trabajo necesario para preparar el proyecto Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal en México (M-REDD+).

Este extenso programa de preparación será ejecutado por la Alianza M-REDD+, un consorcio de organizaciones internacionales y mexicanas líderes de la conservación. El director de la iniciativa, Álvaro Luna habló con nosotros sobre  lo que está haciendo la Alianza para ayudar a los actores interesados en  implementar el proyecto REDD+ en México.

Pregunta: ¿Cómo surgió la Alianza M-REDD+?

Luna: Rainforest Alliance,  el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, el Centro de Investigación Woods Hole,   y The Nature Conservancy  nos unimos para desarrollar y presentar una propuesta para la convocatoria de USAID relacionada con la implementación del proyecto de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal en México (MREDD+).

P: ¿Cuáles objetivos que tiene la Alianza?

Alvaro Luna.JPG

Alvaro Luna

Luna: Nuestra meta principal es apoyar a México, tanto a la sociedad civil como al Gobierno, en su preparación para implementar actividades REDD+, mecanismo que iniciaría oficialmente su ejecución en el 2020.

Estamos apoyando el fortalecimiento de  las políticas y el marco legal necesarios para llevar a cabo la estrategia futura de REDD+, desarrollando capacidades técnicas e institucionales relacionadas con REDD+ y ayudando a crear una arquitectura financiera para captar fondos privados, públicos, nacionales e internacionales, que además serán canalizados de forma efectiva y equitativa para actividades REDD+. También estamos apoyando el establecimiento de un sistema  nacional de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV), el cual es esencial para identificar la contribución y el impacto real de las actividades REDD+. Finalmente, estamos desarrollando una estrategia de comunicación que apoye al gobierno y a los sectores público y privado en la adopción del mecanismo y actividades de la iniciativa.

Pregunta: ¿Cuánto tiempo tomará preparar al país para implementar el proyecto REDD+?

Luna: La Alianza tiene fondos para trabajar en los próximos cinco años, en los cuales tendremos mucho que hacer. Este es un proyecto complejo porque todas nuestras actividades requieren mucha coordinación con el gobierno, la sociedad civil y el sector privado. Casi todas nuestras metas requieren de extensos análisis de la situación actual del país para poder elaborar nuestras propuestas dentro del marco legal y la formulación de políticas, para conocer la línea base necesaria para el sistema de MRV, para establecer qué capacidades profesionales y técnicas hacen falta y deben desarrollarse, entre otros.

P: ¿Cree que el Gobierno está anuente a realizar todos los cambios necesarios?

Luna: Creemos que sí, pero dependerá de cómo demostremos exitosamente la importancia de REDD+, no solo como una iniciativa forestal sino como una herramienta necesaria para la seguridad del país. Debemos dejar muy claro que millones de personas dependen de los recursos forestales para sus medios de vida y que la deforestación y degradación de los bosques es un factor clave en el incremento de la fuerza e intensidad de los desastres naturales. En este sentido, será vital el apoyo de la sociedad civil y de la comunidad internacional para que el país cumpla las promesas hechas, por ejemplo, en la cumbre de Cancún COP-16  y en su nueva Ley de Cambio Climático.

P: ¿Cómo será posible lograr ese apoyo de la sociedad civil?

Luna: En gran parte, mediante nuestra estrategia de comunicación integral y en la forma nos posicionemos entre la sociedad civil. El pueblo no puede participar si no está informado, entonces debemos lograr que el público general, quienes dependen de los recursos naturales y los tomadores de decisiones entiendan y se apropien del tema para que así participen activamente en la estrategia nacional para la implementación de REDD+. Planeamos crear videos cortos, obras de teatro y documentales que expliquen lo que es REDD+, sus implicaciones y los beneficios para las comunidades forestales. También usaremos las mismas herramientas para demostrar las experiencias y logros de las comunidades que participarán en los proyectos de campo.

IMG_0140.JPG

P: ¿Cómo van a desarrollar capacidades?

Luna: Hay una gran necesidad de proveer capacitación en las tecnologías utilizadas en el trabajo de MRV, ya que es un tema relativamente nuevo, no hay suficiente gente preparada ni especialistas, y las comunidades no saben cómo hacer el trabajo.  Estamos empezando desarrollar cursos y seminarios en asociación con institutos de investigación y universidades como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) , para generar capacidades y evitar que suban los costos de transacción. Esperamos también que los miembros de las comunidades desarrollen las habilidades que necesitan para participar en el proceso.

P: ¿Qué tipo de capacidades necesitan desarrollar las comunidades?

Luna: Desde lo básico, como entender qué es REDD+ hasta, por ejemplo, aprender a captar fondos y hacer los inventarios forestales y monitoreos de sus propios bosques. Además necesitamos entrenarlos en la gestión territorial a nivel de paisaje; las comunidades deben entender su entorno, cómo les afectan problemáticas locales, cómo hacer una gestión integral de cuencas y cómo hacer un uso racional e integrado del paisaje, incluyendo agricultura y  todos los productos y servicios del bosque. También abordaremos el tema de género con el fin de promover un acceso equitativo a la información.

P: México tiene un reconocido sistema de manejo forestal en mano de las comunidades y los ejidos. ¿Será esto una ventaja a la hora de implementar actividades REDD+?

Luna: Es una ventaja enorme que el modelo mexicano de manejo forestal comunitario esté tan avanzado;  es quizá el más desarrollado de Latinoamérica. Aparte de esto, como el gobierno  ha apoyado la certificación forestal, muchos ejidos ya conocen estos conceptos. El reto son las altas tasas de  deforestación fuera de los ejidos y que los niveles de  deforestación siguen siendo más altos que las tasas de reposición. Para manejar esos otros factores,  abogamos por la visión integral de paisaje.

MedicionMRV.jpg

P: ¿Han definido regiones prioritarias para el desarrollo de este trabajo?

Luna: Ya se definieron, junto al Gobierno, las “áreas de acción temprana” para lanzar los proyectos de campo. Trabajaremos en los estados de la Península Yucatán, Chihuahua, Oaxaca, México, Michoacán, Chiapas y en un conjunto de municipios en la región de Ayuquila,  Jalisco.

P: ¿Cómo definieron estas áreas de acción temprana?

Luna: Son lugares donde el Gobierno ya trabaja. Asimismo, son una muestra representativa de los tipos de bosques, vegetación, problemáticas y presiones que hay en el país. Otro criterio es que en todos hay  presencia de algún socio de la Alianza, ya se han establecido relaciones con la comunidad y se han ejecutado proyectos exitosos.

P: ¿Cómo ganará la Alianza el apoyo para trabajar con  el sector privado?

Luna: Tenemos que comprometerlos utilizando la información que hemos recolectados sobre los principales problemas que ellos enfrentan relacionados con REDD+.  También tendremos que demostrar que su participación no se trata solo de responsabilidad social empresarial. Muchas empresas dependen del bosque, por lo que el manejo forestal sostenible complementado con una gestión territorial que incluya la visión REDD+, les asegurará una provisión continua de productos del bosque a largo plazo.

Aserradero.jpg

P: En su opinión, ¿cuáles son las ventajas y los retos que tiene México para implementar exitosamente REDD+?

Luna: Entre las ventajas resalta que el sistema de tenencia de la tierra del país es un tema casi resuelto, lo que es muy importante para el mecanismo REDD+.  La reciente creación de Ley de Cambio Climático es sin duda primordial para el trabajo de marco legal. Además, es de gran ayuda que México esté avanzado en el tema de desarrollo de capacidades en manejo forestal comunitario.

Entre los retos, México es un país muy grande y diverso, e implementar un mecanismo a nivel nacional implica enfrentar su inmensidad, su diversidad de bosques y causas de deforestación, una sociedad civil poderosa y muy heterogénea. Cada estado tiene sus propios sistemas, ventajas, desventajas y presiones. Otra dificultad es que en México hay muchos subsidios para la agricultura, lo que es positivo en parte, pero también puede estimular más la deforestación que la conservación.

P: ¿En qué actividades está trabajando la Alianza ahora?

Luna: En el área de política, estamos proveyendo asesoramiento técnico a nivel nacional y estadual, y hemos apoyado la definición de temas críticos para la estrategia nacional REDD+.  Vamos a realizar también un análisis del  marco legal y las políticas existentes para saber qué es necesario cambiar y crear. También estamos viendo las metodologías existentes para proponer y apoyar al Gobierno en su compromiso de asegurar la participación equitativa de todas las comunidades.

En el tema de finanzas, estamos haciendo estudios en el ámbito nacional e internacional para conocer los fondos que existen actualmente para cambio climático, adaptación y mitigación, y cómo captarlos y adaptarlos a la realidad de México.

Sobre MRV, estamos trabajando con el Gobierno para unificar los diferentes proyectos que hay a nivel nacional, recopilando todos los estudios de existencia de carbono en México y creando la línea base y un mapa de biomasa para conocer más sobre el potencial del país para secuestrar carbono. Adicionalmente, estamos generando una plataforma para compartir datos.

Relacionado a comunicaciones, realizamos talleres en áreas clave, como explicar lo que es REDD+.  Ya elaboramos la estrategia de comunicación y llevamos a cabo estudios de percepción en tres estados. Además,  lanzamos la convocatoria para alianzas y proyectos de campo en las áreas de acción temprana.

Cutzamala.jpg

Pregunta: ¿Cuáles son los mayores desafíos que ve en el  mediano plazo?

Luna: Esperamos que el Gobierno encuentre valor en el proceso que apoyamos y que tenga confianza en lo que hemos hecho hasta ahora. Queremos apoyarlo en su objetivo de  sacar adelante el desarrollo del sistema nacional de MRV; y debemos plantear propuestas exitosas para mejorar el marco legal y las políticas. Necesitamos implementar los proyectos de campo y extraer las lecciones aprendidas que puedan ser aplicadas en las actividades financieras, políticas, de marco legal y de MRV. Estas lecciones aprendidas son clave para elaborar un buen marco de trabajo. Otro reto será proveer apoyo efectivo a las plataformas formadas por grupos diversos de personas con distintos estilos de trabajo y ganar la  participación activa de la sociedad civil, del Gobierno y del sector privado en este proceso de avanzar en la agenda REDD+.

One thought on “Entrevista con Álvaro Luna, director de la Alianza M-REDD+

  1. Pingback: Entrevista con Álvaro Luna, director de la Alianza M-REDD+ | Alianza MÉXICOREDD+

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s