Meghan Casey, propietaria y fundadora de Chilamate Rainforest Eco Retreat

Entrevista realizada por Dipika Chawla, Rainforest Alliance (Alianza para Bosques)

En los años 40, Don Lindley Lumsden y su familia llegaron a ser dueños de 21 hectáreas de bosque lluvioso tropical en Costa Rica que eventualmente llamarían Chilamate Jungle Private Reserve. Estos terrenos, parte del Corredor Biológico San Juan-La Selva, conforman una de las áreas biológicamente más importantes en el mundo. Eran tiempos cuando la tala de árboles era extremadamente lucrativa gracias los incentivos sin límites y la carencia casi total de restricciones, sin embargo, la familia Lumsden se mantuvo como acérrimos protectores de la flora y la fauna bajo su cuidado. Y continuaron haciéndolo por más de 60 años.

Meghan Casey and Family

Meghan Casey y familia

En el 2006, Meghan Casey y su esposo Davis Azofeifa se convirtieron en los nuevos dueños de Chilamate Jungle Private Reserve y se hicieron cargo del manejo del ambiente. Inmediatamente comenzaron a construir el Chilamate Rainforest Eco Retreat, un proyecto de turismo sostenible que ahora le da la bienvenida a los visitantes que quieren explorar esta reserva privada. Hablamos con Meghan Casey, quien fundó el refugio con su esposo, sobre su experiencia de mantener una reserva natural privada y cómo comenzar un albergue sostenible desde cero.

Pregunta: La reserva privada Chilamate se fundó hace más de 60 años. ¿Cómo llegaron usted y su esposo a ser dueños de la propiedad?

Casey: Yo vine originalmente a Costa Rica con la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (Canadian International Development Agency, CIDA, por sus siglas en inglés), para trabajar con caficultores. Durante ese tiempo conocí a mi esposo, que es de Sarapiquí, la región en donde se localiza Chilamate. Justo después del nacimiento de nuestra hija, mi esposo y yo estábamos tratando de desarrollar un proyecto familiar que realmente hiciera la diferencia en el área, en términos de conservación. Un día, estábamos caminando por un río muy cerca de dónde vive su familia y decidimos explorar un más lejos de lo usual, hasta que llegamos a un tipo de lugar escondido con muchas flores hermosas. Nos topamos con una gente que resultaron ser los cuidadores de la propiedad. Ellos nos dejaron mirar alrededor por un rato y aprovechamos para preguntarles si el dueño estaba vendiendo la propiedad, pero no tenían idea, entonces regresamos a casa. Pocos días después, recibimos una llamada de la hija de Don Lindley, quien para entonces estaba a cargo de la reserva. Ella nos contó que estaba teniendo problemas manteniendo la reserva sola, pero que por años se había negado a venderla porque quería que el próximo dueño fuera alguien de Sarapiquí y que aceptara el comprometerse a proteger la tierra. Resultó que ella conocía a la familia de mi esposo y, cuando escuchó de nuestras ideas para un proyecto familiar de conservación, nos dio su apoyo total.

Después de esa llamada telefónica, fue como un sueño hecho realidad. No teníamos el financiamiento necesario pero, básicamente, movimos algunas montañas para adquirir el respaldo financiero que necesitábamos. En el 2006, nos convertimos en los nuevos dueños de la reserva.

P: ¿Qué están haciendo para administrar el Chilamate Rainforest Eco Retreat de manera que tenga un mínimo impacto en el medio ambiente y que contribuya con la economía local?

River - photo by ChilamateCasey: Tan pronto como empezamos nuestro proyecto de turismo sostenible, obtuvimos el manual de Rainforest Alliance para implementar mejores prácticas de turismo sostenible. Fuimos a una primera sesión de capacitación gracias a nuestra participación en la Ruta Costarricense de las Aves (Costa Rican Bird Route), un sendero en la región norte de Costa Rica donde hay una gran diversidad de especies de aves. Creo que nos invitaron porque algunos de los hoteles más grandes y establecidos no iban a asistir. Para esos hoteles no era tan importante aprender sobre sostenibilidad, pero para nosotros era tremendamente importante: fue la razón por la que compramos la reserva y comenzamos Chilamate Rainforest Eco Retreat. Desde entonces y hasta ahora participamos en todos los eventos de capacitación que podemos.

Aprendimos bastante en las capacitaciones pero aprendimos aún más cuando los auditores del programa de Verificación de Rainforest Alliance llegaron a nuestra propiedad y nos dieron muy buenos consejos sobre mejoras que podíamos realizar. Aunque mi esposo y yo siempre hemos estado comprometidos con la sostenibilidad, no éramos exactamente “gente de negocios”. Cuando los auditores llegaron la primera vez no teníamos computadora, ni un sitio web, materiales escritos o un plan de negocios real. Nos dieron valiosas ideas y ejemplos para la parte de negocios de nuestro proyecto; nos ayudaron a desarrollar un plan de sostenibilidad y una declaración de misión, y nos dijeron que necesitábamos llevar control de todo lo que estábamos haciendo en términos de nuestro trabajo en conservación y con la comunidad local. Dijeron que estábamos haciendo un gran trabajo para la sostenibilidad, pero que era muy importante que lo pusiéramos en papel y tener evidencia de lo hecho.

Hemos recibido un increíble apoyo por parte del equipo de Rainforest Alliance aquí en Costa Rica, más de lo que nos hubiéramos imaginado. La organización nos ha ayudado incluso a establecer contactos, por ejemplo, nos refirieron a un estudiante de una universidad técnica cercana quien está aquí ahora ayudándonos a certificarnos por el programa de Certificación para la Sostenibilidad Turística (CST).

P: ¿Cuáles son algunos ejemplos de prácticas sostenibles que ustedes han adoptado?

Lodge - photo by ChilamateCasey: Solamente utilizamos jabones y productos de limpieza biodegradables y tenemos paneles solares que proporcionan un gran porcentaje de nuestra electricidad. También utilizamos bacterias vivas en nuestros desagües y en el fregadero, para limpiar el sistema de cañerías. Todos nuestros desechos orgánicos se usan para hacer abono y reciclamos todo lo que podemos. Desafortunadamente, no hay un programa municipal de reciclaje en la zona, pero siempre estamos encontrando formas creativas para manejar correctamente nuestra basura.

Mi esposo es muy creativo ideando alternativas amigables con el ambiente. Por ejemplo, construyó un sistema para desviar el agua de lluvia con el fin de usarla para lavar y para los inodoros. Además de reciclar, le compramos materiales reciclados a la compañía de basura local. Utilizamos madera, piedra y vidrio reciclados en todas nuestras construcciones; todas las ventanas en nuestro albergue están hechas de vidrio reciclado. Si necesitamos madera, mi esposo recoge la madera “de desecho” del vivero forestal. La madera es perfectamente resistente y buena para utilizarla, pero puede estar un poco torcida o no se puede vender por razones estéticas, pero esto hace que el albergue tenga un estilo más rústico.

P: ¿Estas mejoras le han ayudado a las finanzas de su negocio?

Casey: Sí. Comprar madera “de desecho” y materiales reciclados en los negocios locales reduce los costos significativamente. También, como usamos bacterias vivas para limpiar el sistema de aguas residuales, no tenemos que pagar para que limpien nuestro tanque séptico. Aprendimos que los productos biodegradables que usamos son más efectivos a largo plazo. Además, nuestro compromiso con la sostenibilidad atrae visitantes, particularmente la clase de visitantes que estamos buscando: los que están apasionados por la sostenibilidad y la conservación.

P: ¿Cuáles son algunos de los retos que se han encontrado al implementar prácticas sostenibles?

Casey: Creo que lo más difícil es encontrar un equilibrio financiero. Queremos cobrar precios razonables a la vez que se generen ingresos suficientes para sostener los esfuerzos de conservación. Tenemos un hotel muy limpio y confortable, pero nunca fue nuestra intención ser un resort de lujo o tratar de agradar a todo el mundo. Nosotros deseamos asegurarnos que la gente que venga a hospedarse quiera apoyar la sostenibilidad y el medio ambiente de forma genuina, por eso le explicamos a todos nuestros huéspedes que cada dólar que nos dan se destina para ayudar a sostener este proyecto, el trabajo de conservación y la comunidad.

El resto sólo proviene de nuestros corazones, entonces no ha sido tan difícil.

P: ¿Cómo ayuda el albergue Chilamate a la comunidad local?

Toucan - photo by ChilamateCasey: Tenemos como prioridad apoyar los negocios de nuestros vecinos siempre que podamos. Tenemos la suerte de estar en un lugar donde, muy cerca, podemos comprar queso, huevos, leche, pollo y hasta pescado. Como dije anteriormente, compramos materiales reciclados a los negocios locales. También les recomendamos a nuestros huéspedes tomar tours con las compañías de las zonas aledañas.

Además, Chilamate Rainforest Eco Retreat apoya un programa de la Universidad Earth que beneficia alrededor de 60 familias de la comunidad, que tienen pequeñas fincas; nos reunimos periódicamente para capacitar a los finqueros sobre cómo integrar prácticas sostenibles rentables en las actividades diarias de sus fincas. Como grupo, intercambiamos y discutimos ideas para el futuro sostenible de nuestra comunidad.

Yo solía enseñar inglés y educación ambiental en la escuela local; ahora estoy a cargo de un programa en el que coordinamos estadías en las casas y trabajo de voluntariado en la comunidad para visitantes internacionales. A los voluntarios de corto plazo, que deseen hospedarse en el refugio, les ofrecemos una tarifa bien baja, mientras que a los voluntarios de largo plazo que se comprometan a estar por al menos 6 meses les ofrecemos alojamiento y comida gratuita. También damos descuentos a los huéspedes que realicen una donación a la comunidad, hagan días de servicio o que la apoyen de alguna forma.

Además, en asociación con una organización llamada World Leadership School (Escuela Mundial de Liderazgo), organizamos proyectos globales de educación con estudiantes de las escuelas locales. Conectamos a los estudiantes de Sarapiquí con estudiantes en los Estados Unidos de manera que puedan compartir fotografías, videos e historias por medio del aprendizaje a distancia.

Q: ¿De qué otras formas pueden participar los huéspedes con la práctica de la sostenibilidad?

Casey: Además de coordinar trabajo de voluntariado en la comunidad local, recibimos voluntarios que quieren trabajar en nuestra propiedad y ayudarnos con el proyecto de turismo sostenible, colocándolos en un trabajo afín con sus fortalezas individuales.

Forest - Photo by ChilamateTambién tenemos un paquete de bienvenida completo para educar a los huéspedes interesados en prácticas sostenibles, en el cual aprenden, por ejemplo, a reciclar y hacer abono. También tratamos de ayudarles a tomar decisiones interesantes y sostenibles acerca de qué hacer durante su estadía y los instamos a participar en actividades extraordinarias que apoyan a los negocios locales, como tomar tours a las fincas de nuestros vecinos, aprender cómo hacer queso y participar en pesca tradicional. Tenemos una asociación de vecinos cerca de nosotros que hacen tours en Sarapiquí, entonces les enviamos tanta gente como podemos. Tratamos de asegurarnos que todos los ingresos de estas actividades vayan directamente a la comunidad.

Q: ¿Cuáles son sus planes y qué esperan de su trabajo en Chilamate?

Casey: Nos encantaría expandir nuestra reserva para proteger más de la biodiversidad de la región. También queremos que nuestros vecinos, los dueños de fincas pequeñas, puedan continuar su trabajo. No es fácil para los pequeños negocios agrícolas mantenerse, por eso queremos seguir ayudándolos de cualquier forma que podamos. Somos parte de la comunidad de Chilamate, un maravilloso lugar para vivir, trabajar y crecer. Tenemos un hijo de dos años y una hija de seis años que están en el sistema escolar local. Esta es nuestra comunidad y nos sentimos apasionados de apoyarla.

También sabemos que algunos de nuestros vecinos no eran conservacionistas y no entendían la importancia de conservar la biodiversidad de Chilamate, quizás algunos aún no la entiendan, pero están aprendiendo, respetan lo que estamos haciendo y nos han apoyado bastante. Es muy gratificante contar con el respaldo de la comunidad y sentir que estamos hacienda la diferencia. Cuando llegamos aquí, conocí niños y padres que nunca antes habían estado en el bosque lluvioso. Hoy estoy orgullosa de decir que no hay un sólo niño o niña, en cualquiera de las tres escuelas más cercanas, que no nos haya visitado. Este año estamos desarrollando un programa en las escuelas locales de manera que los estudiantes de cada nivel puedan venir a la reserva, al menos una vez al año, y tener la maravillosa experiencia de caminar a través del bosque lluvioso.

Visite el perfil de este negocio, disponible en ViajeSostenible.org.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s