Entrevista con Rocío Cedeño, Oficial de Programa de Ambiente en Ecuador, United States Agency for International Development (USAID)

Entrevista realizada por Katy Puga, Rainforest Alliance

“Este es un proyecto muy ambicioso, que enfrenta amenazas, como la deforestación, una capacidad limitada para administrar los recursos y sobretodo, trabajar con las comunidades que viven en extrema pobreza. La clave para el éxito será los compromisos de las organizaciones participantes y las comunidades locales, que son los verdaderos custodios de los recursos naturales de Ecuador.”

Con apenas 256.370 km2, Ecuador se ubica entre los 17 países más megadiversos del mundo. En conjunto estos países poseen más del 70% de la biodiversidad del planeta. Aquí se encuentran el 10% de la flora, el 8% de las especies animales y el 18% de las aves mundial.

El país se divide en cuatro regiones — costa, sierra, Amazonia y las Galápagos — de muy heterogénea geografía. Esta biodiversidad única se conserva ya que el país tiene más de 40 áreas protegidas a lo largo de todo su territorio, es decir que cerca del 19% es espacio natural protegido, reconociendo así su importancia para la conservación de ecosistemas únicos en el mundo.

Machalilla National Park - Foto por Melissa Normann/Rainforest AllianceLa costa del Ecuador cuenta con hermosas playas y docenas de islas únicas. Solamente al interior de esta zona, encontramos franjas de bosques tropicales que son hogar de una gran variedad de especies de flora y fauna así como de poblaciones mestiza, indígena, montubia y colonos que viven y dependen de esos recursos para su sustento.

Sin embargo, el litoral Ecuatoriano no se escapa de los desafíos ambientales causados por la deforestación, la expansión de los monocultivos y la ganadería extensiva, entre otros. Como alternativa para cuidar los recursos naturales de la costa ecuatoriana, nace, por iniciativa de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) el proyecto Costas y Bosques Sostenibles, con el afán de conservar la biodiversidad de esta zona a la vez que se mejora la calidad de vida de las familias que allí habitan. Este proyecto lo ejecuta Chemonics International en colaboración con organizaciones conservacionistas como Rainforest Alliance, Conservación y Desarrollo (CYD), Fundación Altrópico, EcoBiotec del Ecuador, Corporación de Gestión y Derecho Ambiental Ecolex.

Rocio Cedeno, USAID - Foto por Geovany VillegasPregunta: ¿Cómo surge el proyecto Costas y Bosques Sostenibles?

Cedeño: El proyecto es el resultado de un profundo análisis de las necesidades de apoyo a la conservación en zonas geográficas del país en las que USAID no había invertido desde hace más de veinte años, aprovechando recursos adicionales que tuvimos para este sector.

Este es una iniciativa adicional a los otros ejes del Programa de Ambiente de USAID en Ecuador que actualmente incluye fortalecimiento de territorios indígenas en la Amazonía y frontera norte, conservación de las cuencas de agua, y la recuperación de las parques nacionales.

P: ¿Cuáles son las principales metas del proyecto?

Cedeño: Realmente hemos asumido un gran reto al comprometernos a apoyar la conservación de áreas protegidas al mismo tiempo que, a través del proyecto, se generen medios que mejoren la calidad de vida de las poblaciones ubicadas en y alrededor de las áreas seleccionadas. Allí viven familias mestizas, montubias, indígenas y colonas en condiciones muy precarias. Poblaciones con ingresos de un dólar o menos al día, por lo que tenemos grandes desafíos.

Las metas del proyecto pueden resumirse en mejorar la conservación de la biodiversidad de seis áreas importantes; mejorar las condiciones de vida de los pobladores locales; y buscar la continuidad de las actividades de conservación.

USAID¿Cómo hacerlo?, pues a través de promover alianzas público-privadas que fomenten la sostenibilidad de las inversiones del Gobierno de los Estados Unidos. Al momento contamos con el total respaldo del Ministerio de Ambiente de Ecuador, una entidad clave en el manejo y protección de las áreas protegidas.

P: El proyecto ha escogido seis áreas prioritarias, ¿cuáles fueron los criterios para esta selección?

Cedeño: No fue nada fácil escoger las áreas. Nos hubiera gustado mucho poder apoyar más sitios. Sin embargo, tuvimos que seleccionar y para ello tomamos en cuenta criterios como las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBAs para sus siglas en inglés), zonas de importancia para el Ministerio de Ambiente y otras en las que se pueda realizar de manera integral las acciones del proyecto.

P: ¿Cuáles son las sinergias entre conservación y desarrollo bajo este proyecto?

Cedeño: Por un lado tenemos, dentro de este proyecto, poblaciones de altísima pobreza, incluso por debajo del promedio, o extrema pobreza. Por ejemplo, de acuerdo a un análisis social realizado por el proyecto, las familias en la cuenca del Río Ayampe viven con menos de un dólar al día. En la cuenca Galera San Francisco es mejor, viven con un poquito más de de ese dólar, pero el valor de la canasta básica familiar es de $535, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos del Ecuador.

No hay que olvidar que las poblaciones están cerca y alrededor de áreas protegidas, por lo que viven de sus recursos, así que es indiscutible que hay que buscar alternativas económicas sostenibles para mejorar su calidad de vida. Debemos brindarles las herramientas necesarias para que manejen adecuadamente sus escasos recursos. En algunos casos empezando con temas como el ordenamiento de su territorio, es decir que, con fundamentos, puedan decidir cómo manejar y en qué utilizar sus tierras. En otros, capacitándoles para que apliquen prácticas sostenibles en sus actividades agrícolas, o creando el ambiente apropiado para el manejo responsable de los recursos.

P: ¿Qué incluye este manejo, de acuerdo al proyecto?

Chachi Reserve - Foto por  USAID

Cedeño: El proyecto incluye asistencia técnica y capacitación para el manejo de recursos por medio de las escuelas de campo, aquí la experticia de Conservación y Desarrollo es clave.

También se contempla fortalecer las cadenas de valor de las actividades económicas de las poblaciones y empoderándoles para que administren de mejor manera sus recursos. El apoyo a las comunidades que tienen bosque nativo para que puedan acceder al programa Socio Bosque, una iniciativa del Gobierno del Ecuador que brinda incentivos de conservación para cuidar los bosques nativos.

Se proveerá capacitación en temas legales, como por ejemplo legalización de tierras, para reforzar las capacidades de gestión de las asociaciones de cangrejeros. Y finalmente se ayudará a las poblaciones para que puedan mantener la custodia del manglar, otorgada por el gobierno ecuatoriano, especialmente en lo que significa control y vigilancia de estas áreas.

P: ¿Cuál es el rol del Ministerio del Ambiente en esta iniciativa?

Cedeño: Al ser el Ministerio responsable del manejo, control y vigilancia de áreas protegidas, su rol es clave en facilitar las acciones que a través de Costas y Bosques queremos llevar a cabo. Desde su diseño, el Ministerio del Ambiente participó activamente en esta iniciativa. Sus recomendaciones y opiniones fueron tomadas en cuenta al momento de tomar nuestras decisiones. Incluso el Ministerio designó a la Subsecretaría de Gestión Marino-Costera como contraparte del proyecto.

P: ¿Qué resultados se espera alcanzar en los tres años?

Cedeño: Esperamos generar verdaderas alternativas económicas para las comunidades locales y poder decir que, al menos, 1.700 familias obtuvieron mejores beneficios económicos y que 350.000 hectáreas están manejadas de una mejor manera.

Churute Mangrove Reserve - Foto por USAIDAsí, en la Gran Reserva Chachi, un área operada por la nacionalidad Chachi, en la provincia de Esmeraldas, al norte de Ecuador, dos de sus comunidades formarán parte del programa Socio Bosque. Junto a ellos, realizaremos actividades que permitan el ordenamiento territorial de sus tierras. Aquí, el equipo de Rainforest Alliance y de Fundación Altropico cumple un rol fundamental para el logro de nuestras metas.

En la Reserva Ecológica Manglares Churute, ubicada en la provincia del Guayas, con una superficie de más de 49 mil hectáreas y posiblemente la mayor de manglar en el país, los técnicos de Chemonics y EcoBiotec del Ecuador trabajan en el fortalecimiento de las capacidades de gestión de los cangrejeros, dando asistencia técnica en el manejo de inventario y en la cadena de valor del cangrejo rojo. De la mano con las concesiones diseñaremos un sistema de control y vigilancia, un centro de procesamiento de la pulpa de este crustáceo, el desarrollo de planes de negocios y oportunidades comerciales para su producto.

En la provincia costera de Manabí, esperamos tener un manejo integral de la cuenca del Río Ayampe, fuente importante de agua para varias poblaciones de esta provincia y una selva tropical ideal para los observadores de aves. Igual trabajaremos en la Galera San Francisco en la provincia de Esmeraldas, una reserva cuya riqueza marina se la compara con la de las Islas Galápagos, a través de actividades de reforestación, aplicación de prácticas agrícolas sostenibles en el manejo de sus fincas productoras de cacao, cítricos y en la ganadería.

La Reserva de Producción Faunística Manglares de El Salado, integrada principalmente por áreas de salitrales y ubicada al noroeste del estuario del Golfo de Guayaquil, principal puerto del país, será una zona piloto donde, con base en un proceso participativo, se evaluará la vulnerabilidad de los usos y ambientes, identificando opciones de adaptación a las amenazas del cambio climático y al fenómeno del Niño. Así las comunidades podrán contar con un plan aplicable y replicable en otras localidades.

Finalmente, en la cuenca del Río Muisne queremos diseñar un plan de ordenamiento ambiental conjuntamente con el municipio.

P: ¿Cuáles son los retos que enfrenta esta iniciativa?

Cedeño: Este es un proyecto muy ambicioso que enfrenta amenazas como la deforestación, la limitada capacidad de manejo de los recursos y sobre todo el trabajar en zonas de extrema pobreza. Creo que aquí será clave las alianzas y los compromisos que muestren todas las organizaciones que son parte de esta iniciativa, incluyendo las entidades del gobierno nacional, local, USAID, sus socios implementadores y, especialmente, las comunidades locales, que finalmente son las verdaderas manos custodias de los recursos naturales de Ecuador.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s