Empoderando comunidades indígenas de la Amazonía Ecuatoriana y Peruana

Por Katy Puga

Las estribaciones de la Cordillera de los Andes, cuenca amazónica donde nace el poderoso río Amazonas, es hogar de más de 300 comunidades indígenas que han cuidado sus tierras ancestrales durante siglos. Los grupos habitan en más de 10 millones de km2 de bosque, en gran parte intacto, que está cada vez más amenazado por la extracción indiscriminada de sus recursos. The Nature Conservancy, el Instituto del Bien Común y la Fundación para la Sobrevivencia Cofán (FSC) se han unido bajo el Consorcio Paisajes Indígenas para ayudar a garantizar que los grupos indígenas tomen decisiones informadas sobre el manejo de sus riquezas.

Mujeres - Foto por Martha Puga/USAIDEste consorcio forma parte de la Iniciativa para la Conservación en la Amazonia Andina(ICAA), financiada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Lanzado en 2006, ICAA pretende fortalecer a los actores locales y formar acuerdos que fomenten el desarrollo sostenible, la conservación de la biodiversidad y servicios ambientales en la región Amazónica de Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia.

En Ecuador, el consorcio Paisajes Indígenas trabaja con las comunidades Cofán, Shuar, Kichwa y Secoya, en 415.000 hectáreas que incluyen tres áreas protegidas y las comunidades vecinas Secoyas, Shuar y Quichua. La FSC es el brazo técnico de la Federación de la Nacionalidad Cofán del Ecuador (FEINCE), una organización legalmente reconocida que representa el pueblo Cofán, y brinda asistencia técnica y administrativa a los líderes de esta nacionalidad para mejorar el manejo de su territorio.

El compromiso de USAID por fortalecer a los grupos indígenas en Ecuador tiene más de ocho años. A través de diversos programas se han financiado procesos de fortalecimiento institucional, siendo la FEINCE un claro ejemplo de esta ayuda. “Con nuestro apoyo, ahora el pueblo Cofán cuentan con el Programa de Guardaparques Comunitario que, sin duda alguna, es el más sólido de la región”, comenta Mónica Suquilanda, oficial de proyectos de USAID en Ecuador, y añade que “incluso, ha servido de ejemplo para otros países como Perú y Bolivia”.

El consorcio Paisajes Indígenas ha brindado asistencia en tres grandes áreas: en capacitación, dándoles clases de conducción de vehículos y enseñándoles español, especialmente a las mujeres cofanes. “Este pueblo estuvo aislado hasta hace unos 40 o 50 años, por lo que no sorprende ver mujeres o ancianos que no hablan español, el cual es indispensable para que ellos puedan negociar de mejor manera con las autoridades”, afirma Paulina Arroyo, coordinadora del programa amazonia andina para The Nature Conservancy. Los cursos de conducción les han servido para utilizar los vehículos y acudir en forma presta a los pedidos de los guardaparques comunitarios. “Son capacitaciones puntuales que les permite estar mejor preparados y tener respuestas inmediatas cuando de defender su territorio se trata”, cuenta Arroyo.

Indígenas - Foto por Sebastian Suito/ICAAEl Consorcio ha apoyado a la FEINCE en el fortalecimiento de su plan estratégico enfocándose en el mejoramiento de los medios de vida de la nacionalidad Cofán. También les han brindado capacitación en temas relacionados con el manejo territorial, tales como derechos indígenas, cambio climático, biodiversidad, entre otros.

Para Luis Narváez, dirigente de la FSC, el fortalecimiento institucional ha sido clave. Por ejemplo, les ha permitido mantener una sede en Lago Agrio, al norte de Ecuador, desde donde gestionan proyectos con los gobiernos locales y ahora están incluso apoyando la creación de una nueva reserva municipal en el cantón Gonzalo Pizarro. Desde estas oficinas desarrollan actividades de defensa territorial, de monitoreo de los linderos, atienden las llamadas de guardaparques y pueden trabajar más de cerca con las comunidades vecinas, a quienes les apoyan con capacitación en temas de conservación. “Sabemos que para mantener el control y vigilancia de nuestro territorio debemos fortalecer nuestras relaciones con los vecinos. Estamos orgullosos de ver que ahora la gente del cantón Gonzalo Pizarro decidió auto delimitar 8.000 hectáreas aledañas al corredor Cofán Bermejo, eso beneficia a nuestros deseos de conservación”, cuenta Narváez.

Con la ayuda del consorcio, las organizaciones indígenas en Perú han tomando un papel activo en el desarrollo de políticas y en la lucha por sus derechos ancestrales. Paisajes Indígenas trabaja en 3,5 millones de hectáreas de tierras pertenecientes al pueblo Ashaninka, Llaniza, Yanesha, Cacataibo y Shipibo. Esta zona abarca cuatro afluentes de la Ucayali, Pachitea, Aguaytia y ríos de Callena; la cuenca del río de Tamaya; la reserva comunal de El Sira, el Parque nacional Cordillera Azul y la zona de Isconahua, reservada para los grupos indígenas que viven en aislamiento voluntario.

El Instituto del Bien Común trabaja muy de cerca con organizaciones locales como son la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali y Afluentes (FECONAU), la Federación de Comunidades Nativas de Puerto Inca y Afluentes (FECONAPIA), la Federación Nativa de Comunidades Cacataibo (FENACOCA), la Organización Regional AIDSEP Ucayali (ORAU) y la Organización Nacional de los Pueblos Indígenas Amazónicos de Perú (AIDESEP).

Para estas agrupaciones, este año ha sido particularmente intenso ya que, con la ayuda del IBC, han participado activamente en las Mesas de Diálogo Nacional impulsadas por el gobierno peruano para diseñar un plan sostenible de desarrollo de los grupos indígenas. La participación de FENACOCA ha sido muy activa en esta iniciativa, defendiendo su identidad cultural y poniendo en la palestra política los problemas que afrontan los grupos indígenas de la amazonía peruana.

Según el coordinador regional de IBC, Carlos Arana, la situación en Perú fue muy tensa este año, debido a políticas gubernamentales que favorecían actividades extractivistas, en desmedro de los intereses de los pueblos indígenas. Esto significó que el apoyo del consorcio fuera clave para las comunidades locales ya que logró un mejoramiento significativo de la comunicación entre las juntas directivas de las organizaciones indígenas y sus comunidades nativas base, a través de reuniones descentralizadas de las juntas de tres federaciones. “El resultado fue un cambio positivo en el trabajo de estas organizaciones, mayor confianza y seguridad”, cuenta Carlos Arana.

Amaestradores - Foto por Sebastian Suito/ICAAOtro de los grandes resultados del consorcio Paisajes Indígenas en Perú es el reconocimiento legal de las federaciones indígenas FECONAU y FECONAPIA y el de una comunidad nativa Saasa, lo que implica también una aceptación de sus derechos territoriales y eventualmente de la titulación de su tierra.

En Perú, las organizaciones indígenas se han caracterizado por tener un rol más activo en la política y desde allí luchar por sus derechos ancestrales, por lo que el fortalecimiento a estas organizaciones representa la única manera de asegurar una participación que apalanque el apoyo a políticas que beneficien la conservación de tan ricos territorios.

El consorcio brinda capacitaciones en manejo territorial, diseño de proyectos, estudios de impacto ambiental, mapeo, zonificación, género, liderazgo. Los líderes de estas organizaciones también se preparan para poder relacionarse efectivamente con el resto de la comunidad y estructurar de mejor manera las necesidades latentes de estos pueblos.

Arroyo, de The Nature Conservancy, destaca la importancia de las capacitaciones para impulsar el empodaramiento. Por ejemplo, El presidente de FENACOCA, Fernando Estrella, ha mejorado significativamente sus habilidades gerenciales y de liderazgo, convirtiéndose en el primer líder indígena candidato para formar parte de la Municipalidad Distrital de Aguaytía de la región de Ucayali. “Independientemente de su triunfo, él igual formará parte del gobierno local y desde allí podrá apoyar a su gente, especialmente en temas de manejo territorial para el grupo Cacataibo”, cuenta Arroyo.

Arana añade que “otro resultado interesante fue la reducción significativa de un lote hidrocarburífero que se sobreponía y amenazaba la Propuesta de Reserva Territorial Norte a favor del Pueblo Indígena Cacataibo en Aislamiento, además de otros territorios indígenas”.

El consorcio Paisajes Indígenas aspira a que estas organizaciones lleguen a ser un modelo para otras federaciones indígenas y ha realizado intercambios para compartir experiencias entre Perú, Ecuador y Bolivia.

Contactos: Paulina Arroyo, The Nature Conservancy, Quito, Ecuador. Tel: +593/2334-1706, parroyo@tnc.org, www.nature.org. Carlos Arana Courrejolles, Instituto del Bien Común (Pucallpa). Tel: +061-572-688, carana@ibc.gmail.com. Randall Borman, Fundación Sobrevivencia, Cofán.coordinationfsc@gmail.com. Luis Narvaéz, FEINCE, Tel: +593/09830-91523, luis.narvaez.feince@gmail.com.

Más Sobre Este Proyecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s