Connie Campbell, Coordinadora de Conservación del Amazonas, Oficina para América Latina y el Caribe de la Agencia para el Desarrollo Internacional del Gobierno de los Estados Unidos (USAID) y Julie Kunen, Asesora Forestal, Oficina para América Latina y el Caribe, USAID

Entrevista realizada por Melissa Normann, Rainforest Alliance

“La Iniciativa para la Conservación de la Amazonía Andina apoya, precisamente, a las personas, a las organizaciones y a los gobiernos en la región quienes son los que finalmente decidirán sobre el futuro de la Amazonía.”

La Agencia para el Desarrollo Internacional del Gobierno de los Estados Unidos desarrolló la Iniciativa para la Conservación de la Amazonía Andina (ICAA), un plan de cinco años (2006-2011) para aumentar el respaldo y apoyar las políticas que promueven el manejo de sostenible de los recursos naturales en las regiones de la Amazonía de Ecuador, Bolivia, Colombia y Perú. La Iniciativa reúne 20 organizaciones públicas y privadas amparadas en cuatro consorcios o coaliciones colaborativas que trabajan juntas para fortalecer las capacidades, otorgar poder a las comunidades locales y promover las actividades de conservación de la biodiversidad y de manejo sostenible de los recursos naturales a través de las fronteras nacionales. Hablamos con Connie Campbell y Julie Kunen, miembros del equipo gerencial de ICAA, acerca de las metas, los desafíos y los éxitos de la Iniciativa durante los primeros tres años.

Pregunta: ¿Qué motivó a USAID a apoyar la conservación de la Amazonía Andina?

USAIDCampbell: Debido al gran interés del público estadounidense en apoyar los esfuerzos de conservación de la Amazonía, a partir del año 2005, el Congreso de los Estados Unidos emitió una directriz para que USAID diseñara un programa regional para la conservación de la Amazonía. Contando con ese apoyo y financiamiento, USAID elaboró la Iniciativa para la Conservación de la Amazonía Andina (ICAA), que aprovecha la larga historia que ha tenido la agencia en la región de la Amazonía Andina — Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Nuestras oficinas de campo en esos cuatro países han tenido años de experiencia que hemos aprovechado y hemos agregado valor tratando temas de conservación regionales y transfronterizos en esos cuatro países.

P: ¿ICAA reúne a 20 organizaciones públicas y privadas que trabajan en la regiones amazónicas de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. ¿Cuáles alianzas está apoyando actualmente la Iniciativa?

Campbell: ICAA reúne a organizaciones de cada uno de los cuatro países para formar una interesante amalgama de universidades, grupos indígenas, organizaciones conservacionistas sin fines de lucro y lo que podría llamarse grupos de “indigenistas” u organizaciones de la sociedad civil que se han dedicado a trabajar con las poblaciones indígenas. También tenemos alianzas, como es usual para USAID a lo largo de la región, con agencias gubernamentales que actúan como contraparte. Es un grupo verdaderamente singular que va más allá de lo que se podría considerar socios tradicionales en la conservación. Estas organizaciones forman lo que llamamos cuatro “consorcios en el campo” o cuatro alianzas, que son las encargadas de hacer el trabajo en el sitio en cada uno de los países. También contamos con una unidad de apoyo que ayuda a USAID y a sus socios a proveer capacitación y a fortalecer la capacidad local.

P: ¿Los gobiernos de cada país están directamente involucrados como socios en cada uno de los consorcios, o tienen más bien una participación en la asesoría y la aprobación de los proyectos?

Campbell: Esto varía en cada país. Por medio de ICAA, USAID apoya principalmente a organizaciones no gubernamentales, pero comparte los planes de trabajo entre los consorcios y las agencias gubernamentales relevantes, de manera tal que todas las partes estén perfectamente enteradas de lo que ICAA espera hacer en un área específica durante el año siguiente. Así, ICAA puede agregar valor a los programas existentes de los gobiernos y, en algunos casos, hay representantes del gobierno quienes, por ejemplo, son miembros del comité ejecutivo de alguno de los consorcios, para ayudar a nuestros socios de las ONG a decidir dónde podrían trabajar y en qué se podrían concentrar algunas de sus actividades durante el año siguiente.

Kunen: Un ejemplo es el consorcio liderado por Rainforest Alliance, que ha firmado un Memorando de Entendimiento con el Ministerio de Turismo del Ecuador, para trabajar juntos en el desarrollo del turismo sostenible en ese país.

P: ¿Podrían compartir algunas historias de éxito en el campo?
Julie Kunen - Foto por Julie Kunen/USAID

Kunen: En octubre de 2008, tuve el placer de hacer visitas de campo con el consorcio de ICAA liderado por Rainforest Alliance, junto con Conservación y Desarrollo en Ecuador y con la Fundación Natura en Colombia. Entre las muchas cosas asombrosas, hubo dos ejemplos de éxito que realmente me impresionaron: Uno fue la alianza que Conservación y Desarrollo (CyD) ha formado con la Fundación REPSOL. REPSOL es una compañía petrolera y la fundación es su representación de caridad. CyD y la Fundación REPSOL están trabajando juntas para mejorar la comercialización del cacao, por medio de la construcción de nuevas áreas de fermentación y secado y también ayudan a los productores de cacao, a lo largo del Río Napo en la Amazonía Ecuatoriana; a ellos les brindan asistencia técnica para mejorar las prácticas de cultivo, secado y almacenaje que les permitan producir un producto de alta calidad que les reportará un mejor precio en el mercado. Esta es una relación concreta que aumentará la calidad de vida de las personas y que involucra a un socio atípico en la conservación — el hecho de que una compañía petrolera esté interesada en apoyar la producción sostenible es un maravilloso ejemplo de las nuevas alianzas que ICAA pretende desarrollar.

Cuando estuve en Colombia, tuve la suerte de conocer a varios productores de café en Meta, donde la Fundación Natura está trabajando, y quienes debido a los conflictos en la región, han sido desplazados o han sufrido la pérdida de algún ser querido. Estos productores viajaron 110 kilómetros hasta el departamento de Cundinamarca para aprender de los residentes locales cuyas fincas han sido certificadas por Rainforest Alliance; compartieron lo que significa trabajar para implementar mejores prácticas y cómo personas ordinarias como ellos pueden aspirar a la certificación de sus fincas aún en condiciones tan difíciles. El nivel de entusiasmo y de compromiso de estos productores fue increíblemente impresionante — y para mí fue un honor conocerlos.

P: ¿Cómo está trabajando ICAA con los grupos indígenas en la Amazonía?

Campbell: En muchos de los países de la Amazonía, los territorios indígenas cubren más superficie de tierra que las áreas protegidas tradicionales, los parques y las reservas. Sin embargo, en términos de los recursos y las capacidades del Estado, así como la capacidad de la sociedad civil de manejar estas grandes áreas, están menos preparadas que las áreas de conservación tradicionales. Además, los pueblos indígenas en muchos de estos países no han tenido acceso a las mismas oportunidades educativas y económicas que otros sectores de la sociedad. Por lo tanto, nuestro principal enfoque es fortalecer la capacidad de las comunidades indígenas, ayudándoles a obtener acceso a las herramientas y los recursos que necesitan para tomar sus propias decisiones y manejar sus territorios al tiempo que conservan sus recursos. También esperamos dar poder a los grupos indígenas para que se representen a sí mismos ante sus gobiernos, para que puedan participar en diálogos constructivos sobre políticas sobre cómo manejar sus recursos, dónde demarcar los límites de sus territorios y otros temas.

Existe un ejemplo particularmente interesante del consorcio del corredor de conservación Madidi-Manu en Bolivia, en el cual el Consejo Indígena del Pueblo Tacana se ha graduado de ser una organización que ha estado bajo la tutela de Wildlife Conservation Society a ser una organización que ahora maneja su propio programa y los fondos correspondientes de USAID. A través del Consejo Indígena y del apoyo recibido de USAID a lo largo de los años, los Tacana han obtenido los títulos de las tierras de varios de sus territorios. Felicitamos al pueblo Tacana y a Wildlife Conservation Society por trabajar de la mano con el Consejo Indígena y con sus líderes electos para ayudarlos a desarrollar las destrezas necesarias para manejar sus territorios y asegurar financiamiento público y privado para apoyar sus esfuerzos.

P: ¿Cuáles son los principales logros de ICAA hasta la fecha?

Kunen: Al igual que en todos los proyectos de USAID, medimos nuestros logros de acuerdo con el conjunto de indicadores que seleccionados para este programa específico. Estos indicadores consideran factores como la cantidad de tierra bajo buenos regímenes de manejo; el número de hombres y mujeres y, en particular, de pueblos indígenas que hemos capacitado en manejo de recursos naturales; las partes de políticas y leyes que nosotros y nuestros socios hemos escrito o ayudado a implementar; los diálogos de políticas que hemos patrocinado o en los que hemos participado; y el valor monetario de los recursos que nuestros socios han logrado apalancar como contraparte a los fondos de USAID.

En vista de que este es un programa de conservación, nos interesa la condición de los recursos biológicos en la región. Sin embargo, debido a que USAID es una agencia de desarrollo, también estamos muy interesados en la habilidad de las personas de mejorar su calidad de vida por medio de mejores capacidades y mejor gobernabilidad. En términos de política, consideramos que nuestro éxito consiste en que los grupos con los que trabajamos se involucren y tengan una voz con influencia en la toma de decisiones acerca del manejo de los recursos en la Amazonía. Finalmente, el valor monetario de los recursos apalancados explica la posición de que nosotros, como agencia donante externa, podemos ser catalizadores del cambio, pero para que esto sea sostenible, debemos lograr obtener recursos adicionales y buscar alianzas con organizaciones que puedan contribuir sus propios recursos al esfuerzo.

Para mí, uno de los principales logros de ICAA será fortalecer las voces de las personas y las organizaciones locales y apoyar su participación en el proceso de toma decisiones. Además, el hecho de que promovemos la formación de coaliciones y facilitamos vías para que haya comunicación a través de las fronteras nacionales será uno de los logros singulares de ICAA.

P: ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta la Iniciativa?

Connie Campbell - Foto por Connie Campbell/USAIDCampbell: Como se podrá imaginar, los programas regionales pueden plantear desafíos en el área política, técnica y económica. Lo que ofrece ICAA, que no sólo es una oportunidad única sino también un importante desafío, es la posibilidad de trabajar a través de las fronteras de cuatro países. Esto significa que nuestros socios deben saber y entender las leyes y reglamentos de cada uno de los países y deben conocer y trabajar con los diversos interesados. Esto puede ser difícil para algunas de las organizaciones más pequeñas, pero es una experiencia enriquecedora que les otorga la capacidad de ir más allá de sus propias fronteras y trabajar con grupos de los otros países.

Existen diferentes prioridades y perspectivas de conservación entre los diferentes gobiernos que comprenden la cuenca del Amazonas y algunos de nuestros socios a veces enfrentan desafíos en este sentido. Por ejemplo, contar oficialmente con buenas leyes y reglamentos ambientales es esencial para la conservación; sin embargo, esto a su vez puede ser un reto, ya que en muchos casos estas leyes no son aplicadas tan estrictamente como se debería, sea por corrupción o por falta de capacidad. Me complace poder decir que todos nuestros socios, en colaboración con nuestros colegas de USAID en los países, hacen una buena labor al trabajar de la mano con representantes de los gobiernos de los cuatro países, al tiempo que mantienen el enfoque de sus propios programas.

Un segundo conjunto de desafíos se relaciona con la capacidad institucional y, en algunos casos, individual, de las personas con las que trabajamos. Algunas de las organizaciones locales que participan en ICAA ya están bien establecidas, mientras que otras son nuevas. Existe una amplia gama de necesidades que llenar, desde capacitación en el idioma inglés para un contador y la enseñanza del español para las mujeres indígenas, hasta ayudar a algunos a obtener su licencia de conducir para que puedan lograr acceso a áreas remotas y apoyar a las patrullas comunitarias en varias áreas indígenas. Cosas que parecerían ser muy simples pueden dar el poder necesario a estas organizaciones para conservar la biodiversidad, manejar sus recursos y ejercer mejor sus derechos.

Para darle un ejemplo, sin licencias de conducir, los líderes electos del pueblo Cofan, en el norte de Ecuador, no podían visitar las diferentes comunidades. Debido a que su territorio abarca cinco diferentes áreas, tener una licencia de conducir significa que pueden desempeñar el trabajo para el cual fueron designados y apoyar las patrullas comunitarias, visitar escuelas y entender mejor la realidad cotidiana de las necesidades de las comunidades.

P: ¿Cómo cree usted que la crisis financiera mundial afectará a ICAA?

Kunen: Muchas personas tienden a ver la conservación como un lujo en el que sólo se puede pensar cuando las cosas van bien y cuando las cosas se ponen difíciles, ésta es descartada porque se considera como “opcional”. Personalmente creo que esta crisis es diferente porque está emergiendo un consenso de que la situación ha sido generada por nuestro descuido en el uso de los recursos y que el uso sostenible de nuestra limitados recursos naturales es la única forma de construir una base sólida para el crecimiento económico sostenido. Espero que durante esta crisis sea aún más importante hablar acerca de reducir el consumo de energía, mantener un suministro de agua adecuado, conservar la cobertura forestal por los servicios ambientales que ofrece y valorar estos recursos, ya que todos pueden generar ahorros pero además pueden llevar a una mejor calidad de vida.

P: ¿Cómo continuará USAID apoyando la conservación en la Amazonía Andina después de que la Iniciativa termine en el año 2011?

Campbell: Conforme ICAA invierta en el fortalecimiento de capacidades en las organizaciones regionales y locales, toda esa inversión se extenderá más allá del financiamiento que USAID proporciona a ICAA. Existen beneficios permanentes con cada persona que recibe su licencia de conducir o que aprende español y con cada grupo indígena que obtiene el título sobre sus tierras. Creo más bien que ICAA será la base para el trabajo adicional.

Regresando a lo que Julie mencionó antes acerca de cómo medimos el éxito y los logros de ICAA, uno de los cinco indicadores o mediciones que utilizamos es analizar cuánto financiamiento adicional pueden apalancar nuestros socios a partir del financiamiento de USAID. Es necesario que nuestros socios aporten otros recursos, de manera tal que la inversión que está haciendo USAID pueda perdurar más allá de la fecha de terminación de ICAA en el 2011.

La respuesta más importante a su pregunta es que ICAA apoya precisamente a las personas, a organizaciones y a los gobiernos de la región quienes son los que finalmente decidirán sobre el futuro de la Amazonía. Al ayudar a construir relaciones, diálogos y destrezas técnicas para la conservación de la Amazonía, ICAA está trabajando en los cimientos de la continuación de los éxitos e impactos regionales más allá del año 2011 que es cuando se proyecta el final de las inversiones iniciales de USAID en el programa.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s