Empresarios turísticos, agrícolas y forestales de Nicaragua se benefician con entrenamiento en sostenibilidad y mercadeo

Por Milagro Espinosa

Rainforest Alliance Training -- Photo by Rainforest AllianceLos negocios de silvicultura, café, cacao y turismo en Nicaragua reciben ayuda importante en el manejo sostenible y cómo entrar el mercado internacional a través del entrenamiento que les brinda la ONG Rainforest Alliance (Alianza para Bosques).

Durante los tres años que cubre la iniciativa, que cuenta con los fondos de de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se procurará atraer inversión hacia empresas turísticas, fincas y bosques en Nicaragua. Para alcanzar las metas propuestas por el proyecto Alianza Forestal, Agrícola y Turística para Nicaragua, se trabajará con empresas privadas, tanto en el país como fuera de él, para fortalecer la competitividad y sostenibilidad de la agricultura, el turismo y la actividad forestal, pero conservando la biodiversidad, a través de la aplicación de las buenas prácticas de manejo y certificación, un actividad que cada día gana más terreno, incluso como herramienta de comercialización, pues disponer de un sello certificador en sostenibilidad es garantía de que la producción se realiza mientras se protege el ambiente, así como los derechos y el bienestar de los trabajadores y las comunidades locales. También se procurará que las pequeñas y medianas empresas tengan un mejor acceso a los mercados internacionales.

Según Jaime Guillén, quien dirige el trabajo de Rainforest Alliance en Nicaragua, si bien queremos focalizar nuestro empeño en pasar de las actuales 77,000 hectáreas certificadas a 177,000, la nueva labor también tiene como finalidad influir positivamente en el modo de vida de 12,000 trabajadores y abrirle mercado a más de 300 negocios nicaragüenses. “De esta forma, las comunidades, especialmente las rurales, contarán con más inversión, ingresos y fuentes de trabajo, pero continuarán protegiendo sus recursos naturales y culturales.”

Guillén señala que uno de los principales retos actualmente es desarrollar el trabajo en el marco de la veda forestal que rige en Nicaragua desde junio del 2006. La ley limita actividades en una zona de 15 kilómetros a lo largo de las fronteras del país y de 10 alrededor de las zonas protegidas. Esta disposición ha afectado fundamentalmente a comunidades indígenas cuyos ingresos se originaban fundamentalmente en la producción forestal y que venían avanzando positivamente en el camino hacia la certificación del Consejo de Manejo Forestal (FSC, por sus siglas en inglés), líder global en materia de estándares para el manejo responsable de bosque. La certificación de FSC se concede a las plantaciones que atienden criterios de conservación de la biodiversidad, el uso apropiado de la tierra, los derechos del trabajador y cumplen con leyes y tratados internacionales. Rainforest Alliance es el principal certificador mundial de bosques bajo el FSC, con 44.5 millones de hectáreas certificadas en 58 países.

“Nuestra estrategia, hasta la fecha, se ha enfocado en especies que si bien son menos conocidas, no están cubiertas por la prohibición”, explica Guillén. Sin embargo, reconoce que si se generara un cambio en las condiciones actuales de la actividad, es de esperar que se refleje en una mayor cobertura del trabajo de Rainforest Alliance y más y mejores oportunidades comerciales para los productores forestales nicaragüenses. Rainforest Alliance desarrolla una estrategia de comunicación y educación sobre la actividad forestal en general, su manejo sostenible, su papel en el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades, la responsabilidad social y ambiental de las empresas forestales y cómo funciona la certificación forestal.

Pero independientemente de la veda, los expertos forestales de Rainforest Alliance ayudan a las comunidades indígenas alrededor de la costa caribeña de Nicaragua a desarrollar nuevos productos de madera, especialmente aquellos fabricados a partir de especies no explotadas tradicionalmente como cedro macho (Carapa guianensis), come Negro (Dialium guianense), leche maría (Symphonia globulifera), guayabon (Terminalia amazonia), santa maría (Calophyllum brasiliense) y níspero (Manilkara achras). Simultáneamente, se ofrece capacitación en áreas como administración, contabilidad, destrezas en el procesamiento de la madera, técnicas de tala de poco impacto, inventario forestal y en la implementación de planes operativos anuales y planificación de caminos.

En materia agrícola el panorama es halagador, según Paulina Zeledón, coordinadora de Agricultura Sostenible de Rainforest Alliance en Nicaragua. Los miembros de la Red de Agricultura Sostenible, una coalición de grupos conservacionistas independientes y sin fines de lucro, han certificado un total de 240,000 héctáreas en 10.000 propiedades, de modo que algunas de las fincas que cuentan con el sello de certificación podrán servir de referencia o modelo y funcionarían como centros de aprendizaje para plantaciones y cooperativas vecinas. Los caficultores, por ejemplo, frecuentemente venden su grano certificado, a un precio más alto que el del mercado, a compañías internacionales como Kraft, Procter & Gamble, Lavazza y Nescafé.

En cacao el personal del proyecto diagnosticará fincas y cooperativas para determinar el apoyo y las mejoras necesarias para incrementar la producción y que puedan conseguir la certificación de la Red de Agricultura Sostenible. Una vez obtenido ese sello, las propiedades beneficiadas serán parte de los esfuerzos de promoción del café y el cacao Rainforest Alliance Certified entre los comercializadores internacionales, compradores, tostadores y empresas importadoras y exportadoras. Adicionalmente, los productores gozarán de mayor transparencia y condiciones comerciales.

Zeledón explica que tanto los cafetaleros como los cacaoteros recibirán herramientas, capacitación y otros tipos de apoyo, que les facilitará cultivar sus cosechas en forma sostenible, con un impacto mínimo en el ambiente. “También trabajamos con los productores para explicar cómo la conservación de la biodiversidad en sus propiedades y alrededores pueden beneficiarles a ellos, a sus niños, a sus vecinos y a su propias tierras, sostiene Zeledón.

Pero no solo se trata de producir cacao, café o madera de forma sostenible. En los años recientes, el turismo internacional ha descubierto a Nicaragua, pues mientras en el año 2002 la visitaron 472 mil turistas, en el 2006 esa cifra subió a 773 mil viajeros, según los datos aportados por la Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana. “Esta etapa temprana de desarrollo en que se encuentra la industria de la hospitalidad en este hermoso país es la ideal para determinar el rumbo que se ha de tomar y el futuro que ello le deparará”, comenta Salvador Rodríguez, coordinador de Turismo Sostenible de la ONG en Nicaragua.

Rainforest Alliance ya comenzó a identificar los hoteles y otros negocios turísticos que puedan integrarse a su Programa de Buenas Prácticas y Certificación. Se ofrece capacitación a aquellos empresarios interesados en adoptar buenas prácticas en su propio negocio y ayudar en la construcción del turismo sostenible en el país.

En la medida que se cuenten con compañías turísticas comprometidas con la sostenibilidad, se iniciarán contactos con tour operadores — nacionales e internacionales — con el propósito de generar oportunidades de negocios y alianzas comerciales. Rainforest Alliance también promoverá Nicaragua como un destino sostenible en eventos internacionales.

Probablemente, lo que resultará más innovador de este nuevo desafío es la posibilidad de desarrollar actividades intersectoriales. Guillen aplaude a aquellos empresarios que son más y más creativos y combinan, por ejemplo, el turismo tradicional con otros negocios. Es así como una finca de café puede establecer un encantador “bed-and-breakfast” en medio de su plantación o los propietarios de bosques certificados tienen la oportunidad de vender artesanías elaboradas con la madera certificada.

Contacto: Jaime Guillén, Paulina Zeledón, y Salvador Rodríguez, Rainforest Alliance, Managua, Nicaragua. tel/fax: +505/270-8525.

Más Sobre Este Proyecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s