Ejidatarios de la Sierra Madre ahora aprovechan el ecoturismo y ayudan a proteger especie de ave endémica

Su medio de vida estaba basado principalmente en el corte, industrialización y distribución de la madera. Sin embargo, ejidatarios de la comunidad forestal de El Palmito, en el estado mexicano de Sinaloa, han descubierto nuevas formas de ingreso para sus familias sin necesitad de derribar un solo árbol. A la vez, ayudan proteger el hábitat principal de la chara pinta (Cyanocarax dickeyi), especie endémica o única de la zona y una de las diez especies más buscadas por los observadores de aves en México.

Gracias al apoyo financiero, técnico y legal de organizaciones locales e internacionales, como Pronatura Noroeste, la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad, la Comisión Nacional Forestal y la iniciativa para la Conservación de las Aves Migratorias Neotropicales del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, El Palmito, conformado por 64 ejidatarios y 500 habitantes, es la primera comunidad forestal en la Sierra Madre Occidental que protege el hábitat de las aves migratorias.

Xicoténcatl Vega, director de conservación en Sinaloa de Pronatura Noroeste, explica que el ejido se comprometió a proteger, por los próximos 30 años, el bosque de pino-encino del Rancho La Liebre, principal hábitat de la chara pinta y de otras especies amenazadas como el oso negro (Ursus americanus) y a desarrollar actividades sostenibles en sus alrededores, área que abarca en su totalidad cerca de 5.000 hectáreas.

Rancho La Liebre se encuentra dentro de lo que se conoce como una servidumbre de conservación, uno de los mecanismos de conservación de tierras promovido por Pronatura Noroeste a través de su Programa Nacional de Conservación de Tierras Privadas, por medio del cual el ejido mantiene sus derechos de propiedad sobre este bosque, pero se compromete a conservarlo a largo plazo, realizando únicamente actividades compatibles con ese uso de la tierra.

Pero ese esfuerzo de protección también le está generando ingresos importantes al ejido, que recibe alrededor de $45.000 dólares anuales por parte del Estado por un periodo de cinco años, gracias a los servicios ambientales que brinda su bosque como es el caso de protección de la biodiversidad.

También han recibido apoyo de diferentes organizaciones para la construcción y operación del proyecto ecoturístico: “Reserva Chara Pinta”, inaugurado en abril del 2005 y que ha tenido gran aceptación por parte de observadores de aves de México, Estados Unidos y Europa. Este consiste en dos cabañas de madera y cinco carpas de lona, con capacidad para 40 personas, las cuales colindan con el bosque de Rancho La Liebre. Hasta la fecha han atendido a unos 300 turistas y con el dinero recibido han logrado en cubrir al pago de un vigilante, cocineras, compra de enseres y también han podido ahorrar un poco proyectando reinvertir en el proyecto y distribuir ganancias.

“Este proyecto ha sido muy provechoso porque nos ayuda a subsistir económicamente del bosque, sin que nos afecte el no poder talarlo”, afirma Consolación Finch, presidenta del Comité de las Cabañas, quien está ilusionada con el proyecto. Ella espera que sigan llegando cada vez más turistas para que, además de observar aves, prueben los típicos frijoles guisados y el nopal con huevo.

Ubicado a 120 kilómetros de Mazatlán, para llegar al Palmito es necesario subir desde el nivel del mar hasta los 2.200 m.s.n.m en un tramo de dos horas. Gracias a este cambio altitudinal tan marcado, la carretera es considerada uno de los senderos de observación de aves más importantes del mundo. También, gracias a la altitud, el proyecto turístico de El Palmito ofrece un sitio fresco y tranquilo y, por los recursos que alberga, es ideal para turistas, estudiantes y biólogos.

En el futuro cercano esperan contar con salas de reuniones, una cafetería y una casa baño. También están en proceso de tener su propia página Web, que apoye los esfuerzos de promoción que ya les han brindado la prensa mexicana y empresas operadoras de tours especializadas en ecoturismo. También están en proceso de capacitar a guías locales y de acondicionar los senderos.

Más allá de estos proyectos, el objetivo en El Palmito es diversificar los ingresos de los ejidatarios con la creación de nuevas empresas compatibles con la conservación, como es el caso de la comercialización de flores, la eventual producción de agua embotellada y el desarrollo de la carpintería para darle un valor agregado a la madera y evitar que se corte a gran escala. “El objetivo es que los ejidatarios entiendan que la protección de los recursos naturales les va a dejar más recursos económicos que las actividades no sostenibles que realizaban en el pasado”, afirma Vega.

Con fondos de organizaciones amigas y el apoyo y coordinación siempre presentes de Pronatura Noroeste, también se imparte la educación ambiental en la población del ejido y se realizan inventarios científicos y monitoreos de aves. Mediante un sistema de información geográfica se miden aspectos como la abundancia de aves.

Estas iniciativas dejan atrás, al menos en El Palmito, algunas de las principales amenazas que afectan a los ejidos de la Sierra Madre, como la destrucción del bosque debido a la tala y a la ganadería, señala Vega. Sin embargo, añade que los bosques de El Palmito no son suficientes para garantizar la sobrevivencia de especies como la chara pinta, por lo que Pronatura está tratando de involucrar más ejidos de la Sierra Madre en estos esfuerzos de conservación. De acuerdo con Vega, además de la chara pinta existen otras especies como el gorrión serrano (Xenospiza baileyi), que se encuentran amenazadas, pero el ejemplo de El Palmito ha abierto el camino hacia formas más sostenibles de producción, que pueden asegurar también la permanencia de estas especies en el futuro.

— Katiana Murillo

Contactos en México: Xicoténcatl Vega Picos, Pronatura Noroeste, Blvd. Culiacán 3773, Culiacán, Sinaloa CP 80010, tel +52-667/759-1653 xicovega@itesm.mx. Consolación Finch, Presidenta del Comité de Las Cabañas, Ejido El Palmito, tel +52-669/924-8057.

Para aprender más sobre la conservación de especies migratorias, visite el Sendero a la Información de la Iniciativa de Especies Migratorias del Hemisferio Occidental.

Más Sobre Este Proyecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s