Juan Marco Álvarez, Director Ejecutivo de SalvaNATURA

Efectuada por Katiana Murillo, Alianza para Bosques

“Si confrontamos no vamos a cambiar a nadie. Nuestro éxito está en sugerir y no confrontar. Estamos incidiendo positivamente en el tema ambiental del país y nuestra trayectoria de casi 15 años nos permite hacerlo”.

Nacida hace 14 años, la organización SalvaNATURA se abocó a la recuperación y conservación de los recursos naturales con el objetivo de lograr un desarrollo sostenible y elevar la calidad de vida de El Salvador. Hoy, SalvaNATURA ha logrado el desarrollo de un modelo de manejo de áreas protegidas entre una ONG y el gobierno, con fuerte financiamiento del sector privado. Esto incluye, por ejemplo, el aporte de medio millón de dólares durante cinco años por parte de una empresa privada a los gastos operativos del Complejo Los Volcanes, una de las áreas prioritarias para la conservación en el país, además de la contribución anual por parte de individuos y empresas de aproximadamente $135.000 a través de su programa de membresía. La organización también ha logrado que la industria cafetalera del país adopte el concepto de desarrollo sostenible, al promover la Certificación con el sello de Rainforest Alliance, y que varias comunidades rurales valoren el recurso agua.

Juan Marco Álvarez, Director Ejecutivo de SalvaNATURA, nos habla del crecimiento de la organización y las claves de su éxito. Álvarez posee una maestría en Administración de Empresas con énfasis en Desarrollo Sostenible del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas. Form ó parte del grupo inicial de fundadores de SalvaNATURA y ha dirigido a la organización desde sus inicios.

Pregunta: ¿Cuál ha sido el rol de SalvaNATURA en el movimiento ambiental de El Salvador?

El Parque Nacional El Imposible, El Salvador -- Foto por SalvaNaturaÁlvarez: Hay que partir de que SalvaNATURA nace en un periodo muy difícil en el país. En 1990 el país estaba en guerra todavía y la atención hacia temas ambientales era nula. Surgió de un club de servicio conocido como Club Activo 20-30, que se dedicaba a apoyar a la niñez minusválida y a montar los eventos conocidos como Teletones. No ayudó mucho en ese momento el hecho de que la organización naciera con otro nombre: la Fundación Ecológica Salvadoreña Activo 20 30, pues se le confundía con el mismo Club. A la hora de buscar recursos, competíamos con las mismas empresas que apoyaban de hecho al Club. No fue sino hasta 1993 que cambió su nombre a SalvaNATURA. Nacimos con buenas ideas y 100 socios fundadores, muchos del sector ambiental y científico y un par de empresarios. Dada la coyuntura de que teníamos al ministro de agricultura como uno de los 100 socios fundadores, decidimos impulsar la firma de un convenio para salvar al principal parque nacional del país: El Imposible. En noviembre de 1991 firmamos el primer convenio de co-manejo en el país para rescatar este parque nacional. Paralelamente comenzamos a recibir financiamientos pequeños de la USAID [Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional]. Por ejemplo, nos subcontrataron para diseñar la Estrategia Nacional del Medioambiente y para desarrollar un inventario de políticas relacionadas con los recursos naturales.

A SalvaNATURA algunos actores la veían como un híbrido, porque si bien era cierto que era una ONG, estaba cumpliendo con el papel que le correspondía al Estado en materia ambiental, al diseñar la Estrategia Nacional del Medio Ambiente. Sin embargo, comezamos a recaudar fondos con el sector privado para comprar tierras, agrandar la zona núcleo y fortalecer el equipo de guarda parques de El Imposible. No fue sino hasta 1996 que SalvaNATURA se enfocó hacia afuera del parque con un proceso de planificación de largo plazo, obteniendo el primer plan de manejo de un área protegida en El Salvador. Tuvimos una orientación más clara y precisa sobre qué hacer y cuáles eran los problemas prioritarios de las comunidades. Decidimos, entonces, entrar de lleno a recaudar fondos con la cooperación bilateral y nos metimos en muchas actividades, si se quiere sin experiencia, pero probando en el camino para cumplir con mucho de lo trazado en el Plan de Manejo.

Empezamos realizando actividades y materiales de educación ambiental para las escuelas aledañas al Parque Nacional El Imposible. Nos fuimos expandiendo con nuevas fuentes de financiamiento y nos diversificamos hacia otras zona geográficas del país, con investigación en avifauna.. El asocio con la organización Alianza para Bosques (Rainforest Alliance), que desde un inicio nos apoyó para comprar tierras en El Imposible, nos permitió también comenzar a evaluar fincas de café bajo los criterios de la certificación que impulsa esta organización y ser miembros de la Red de Agricultura Sostenible. En el periodo 2000-2002 logramos un donativo fuerte del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, de Banco Mundial, para impulsar un corredor biológico en la cordillera de Apaneca, entre el Parque Nacional El Imposible y el Complejo Los Volcanes, que constituye una de las zonas cafetaleras más importantes, y que hemos venido cambiando vía la certificación de fincas de café con sombra, con la eco-etiqueta Rainforest Alliance Certified.

También se nos presentó una oportunidad con CARE El Salvador para manejar con otras dos organizaciones salvadoreñas un proyecto de más de 17 millones de dólares dirigido a mejorar las condiciones de acceso al agua potable en comunidades rurales con un enfoque de sostenibilidad. El consorcio se conoce como AGUA: Acceso, Gestión y Uso Racional del Agua y actualmente se encuentra en su quinto año de ejecución . Gracias a esto, en 1999 SalvaNATURA pasó a duplicar su presupuesto y a tener 30 empleados nuevos. Realmente, este proyecto sacudió las bases de SalvaNATURA pero también nos permitió potenciar otros proyectos y programas en la zona de amortiguamiento de El Imposible. Por ejemplo, tres proyectos de agua potable en comunidades vecinas a El Imposible nos han permitido que estas comunidades se conviertan en nuestros mejores aliados. Hemos mejorado su calidad de vida y esto es un incentivo para que vean con buenos ojos a SalvaNATURA y al parque y comprendan su rol de generador del recurso agua.

En el 2002 firmamos otro convenio con el Ministerio del Medio Ambiente para coadministrar el Complejo Los Volcanes, de aproximadamente 4500 hectáreas. Negociamos con Grupo Roble, una empresa regional con sede en El Salvador, la adopción de los costos operativos del parque y esta empresa se comprometió a donar un mínimo de medio millón de dólares, pagaderos en cuotas mínimas de 100.000 dólares al año, hasta completar cinco años. Se trata de empujar al sector privado para que contribuya a cubrir la brecha de financiamiento que existe en las áreas protegidas y sentar un gran ejemplo para que otras empresas hagan lo mismo. No hay un antecedente igual en Centroamérica, es una cosa única. Estamos ahora negociando con otras empresas la adopción de los costos de El Imposible y el Parque Nacional Montecristo, el que constituye el último hábitat del quetzal en El Salvador.

P: Es de las preocupaciones de todas las ONG cómo conseguir financiamiento y ustedes han desarrollado una experiencia muy importante. ¿Cuál es la clave del éxito para lograr ese financiamiento?

Juan Marco Álvarez -- Foto por SalvaNaturaÁlvarez: Tiene que ver mucho con la trayectoria de la organización, la imagen que tenga, la transparencia y la ética. Nosotros desde un principio empezamos a recaudar fondos del sector privado y tenemos una membresía que aporta en promedio unos $135 mil dólares al año. La mayoría de los fondos provienen de empresas por supuesto. La verdad es que ya tenemos un bagaje acumulado de experiencia y ejecución de proyectos y nuestro trabajo también lo hemos comunicado hábilmente en los medios de comunicación. Tener gran presencia en los medios a través de los años nos posiciona y nos permite, con mayor autoridad, pedir dinero donado a empresas. El personal que recauda tiene, necesariamente, que demostrar o transmitir confianza y esta se gana a través de los años.

Muchas ONGs no se han dado cuenta de que la recaudación de fondos es un trabajo de tiempo completo y que deben contar con un profesional trabajando en esa área. Tenemos tres personas asignadas a la recaudación para potenciar la membresía en términos de calidad y cantidad, para darle seguimiento y para distribuir correspondencia, como la carta informativa y la memoria de labores, y retirar cheques. También es importante la continuidad del personal dentro de la ONG. En SalvaNATURA el personal que se encarga de la recaudación de fondos es el mismo desde 1990.

Otra cosa importante es que muchas ONGs no hacen solicitudes cara a cara y la regla de oro de la recaudación de fondos es precisamente que la gente dona a la gente y no necesariamente a una causa. También es difícil lograr muchas veces, estar en el mismo cuarto con el que toma la decisión de donar, para pedirle de manera directa. Yo puedo pedir cara a cara, pero si no lo hago con la persona que toma la decisión, sino con un subalterno, las probabilidades de éxito disminuyen. Por el contrario, si yo llego a comunicarle de manera directa a la persona que toma la decisión dentro de una empresa, tengo más posibilidades de éxito.

También contar con una directiva multifacética puede inyectar mucha credibilidad y solidez a una ONG. Los miembros de un directorio deberían fungir como respaldo para acompañar al personal involucrado en la recaudación de fondos. En nuestro directorio algunos están enfocados hacia eso; otros apoyan aspectos técnicos y relacionados con finanzas y administración. Nosotros tenemos mucho empresario que está bien conectado, científicos, políticos e intelectuales. Eso ayuda mucho a posicionar a cualquier ONG.

Otro elemento importante es la rendición de cuentas. Son importantes las auditorías externas, la honradez, la integridad y la fidelidad a las promesas. Esto ha sido importante a la hora de recaudar, pero apoyándonos en un buen departamento de comunicaciones ha hecho la diferencia. Esto también ha sido vital para que logremos lo que hemos hecho en términos de ejecución de proyectos y recaudación.

Este año publicamos un libro que detalla la experiencia de SalvaNATURA en recaudación de fondos, específicamente en lo que respecta al desarrollo de membresía, alianzas con empresas y montaje de eventos especiales. El libro, llamado “Recaudación de Fondos para ONGs: La Experiencia de SalvaNATURA, está disponible en SalvaNATURA y también en el INBioparque, en Costa Rica.

P: Ustedes siempre han mostrado un gran interés por la comunicación a todo nivel y se han preocupado por comunicar lo que hacen, por posicionarse. ¿Cómo lo realizan?

Álvarez: El área de comunicaciones dentro de una ONG debe estar íntimamente ligada a la recaudación de fondos. Nuestra jefatura de comunicaciones trabaja de la mano con el área de recaudación de fondos en la elaboración de campañas, en la preparación de material impreso y audiovisual que vende a la hora de solicitar donaciones.

P: ¿ Qué tan importante les ha resultado la presencia en los medios?

Álvarez: Precisamente otra clave para nuestro éxito es la alta presencia en los medios de comunicación. La jefatura de comunicaciones está encargada de esta labor. También es importante tener un buen sitio Web y elaborar buenos comunicados de prensa. Aunque no se haga una conferencia de prensa, el hecho de redactar un comunicado y enviarlo por fax a los medios puede lograr que la noticia se divulgue. Tener una presencia en la sección editorial de los periódicos también nos ha ayudado mucho. Eso sí, las cosas no caen del cielo, hay que provocarlas.

P: En una iniciativa regional como la del Corredor Biológico Mesoamericano donde se puede pensar que El Salvador no es tan clave como otros países de la región que tienen más áreas naturales preservadas. ¿Como llegaron a posicionar al país dentro de ese proyecto?

Álvarez: La forma en que publicamos nuestro trabajo en las cartas informativas y en la memoria de labores y el estar constantemente bombardeando a la gente con información sobre el trabajo en esos 15 años, ayuda muchísimo a dar a conocer que verdaderamente aquí hay algo digno que salvar. Parte de esa estrategia han sido también nuestros proyectos de investigación. Recientemente, hemos montado un programa de ciencias para la conservaci ? n pero con visión regional, específicamente para el norte de Centroamérica en el que promovemos investigación no solo en El Salvador, sino en Guatemala, Honduras y Nicaragua, que son los países de la región donde menos investigación se ha realizado a la fecha. Para el caso de El Salvador, si bien es cierto hemos hecho mucha investigación esporádica, principalmente en aves, la información generada por nuestros científicos a través de los años, ha posicionado al país como un sitio con diversidad biológica significativa.

Ha costado cambiar el mito de que El Salvador no tiene nada, porque además de contar con un Ministerio del Medio Ambiente nuevo, aquí mercadeamos equivocadamente en los 90s que teníamos un 2 por ciento de bosque natural cuando realmente poseemos entre el 7 por ciento y el 10 por ciento. Estábamos metiendo la pata. Ahora que ha entrado un nuevo gobierno y un Ministerio del Ambiente más fortalecido, las oportunidades para vender a El Salvador se perfilan muy bien. Además, esta en discusión en la Asamblea Legislativa el anteproyecto de Ley de Areas Naturales, que espero se apruebe muy pronto. Esto vendría a enverdecer el mapa de El Salvador, ya que los manglares, entre otras áreas, se incorporaran al sistema de Areas Naturales. Ya podríamos hablar de un 4 por ciento, por lo menos, de territorio protegido. Muy poco todavía, pero un gran avance para este país.

Para nosotros ha sido clave divulgar la información de nuestro trabajo. Estamos vendiendo no solo El Imposible, sino Montecristo y Los Volcanes, que son las tres joyas naturales principales del país. En términos de lo que ha hecho SalvaNATURA, que es poco con respecto a lo que hay que hacer en El Salvador, hemos logrado incidir significativamente en cambiar la imagen de que aquí no hay nada digno que salvar.

P: SalvaNATURA es una organización ambiental de tipo moderado. ¿Cómo el hecho de ser como es la ha ayudado precisamente a llegar donde está?

Álvarez: Hemos sido moderados porque no creemos en la confrontación. Hemos visto que las ONG confrontativas han perdido terreno y credibilidad. Los medios de comunicación no les dan la atención que les daban antes. La tendencia en el planeta después de la Cumbre de la Tierra en Johannesburgo es el tema de alianzas entre el sector privado y el de ONG. No se trata solo de recibir dinero del sector privado, sino también ver de qué forma esas empresas hacen y cambian su negocio. Ese es un proceso de largo plazo. Lo que nosotros aquí en El Salvador hemos demostrado es que estamos cambiando al sector privado, en especial al sector cafetalero gracias al sello Rainforest Alliance Certified. Y ese modelo de certificación puede servir como ejemplo para cambiar a otras industrias. Si confrontamos, no vamos a cambiar a nadie. Es nuestra filosofía. Nuestro éxito está en sugerir y no confrontar. Estamos incidiendo positivamente y nuestra trayectoria de casi 15 años nos permite hacerlo.

P: ¿Cómo se visualiza el papel de SalvaNATURA en el futuro con este tipo de cambios que se vienen dando para lograr un mayor impacto?

Álvarez: Uno de nuestros grandes retos es ver como la organización potencia fuentes alternativas de ingreso que no sean necesariamente internacionales. Esas siempre van a existir, pero también son limitadas. Creemos que el sector privado tiene un enorme potencial, por lo menos aquí en El Salvador. Además de las donaciones que se puedan obtener de diversas empresas, convertirnos en una ONG que ofrece servicios de consultoría y de certificación al sector corporativo puede ser una salida interesante. Otra opción es impulsar una especie de operadora turística dentro de SalvaNATURA. El gran reto, en definitiva, es la creación de un fideicomiso que pueda ayudarnos a pagar parte de nuestros costos administrativos. Pero ese es el gran reto de cualquier ONG que busque sobrevivir en el largo plazo.

Lea sobre los proyectos de SalvaNATURA en el Eco-Index.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s