Promotores de Proyectos Ambientales Tienen Su Escuela en México

Ilustración por Allan Núñez ("Nano") Su trabajo es enseñar a otros cómo hacer un uso racional de los recursos naturales y mejorar su calidad de vida, pero también reciben lecciones de cómo hacerlo de la mejor forma. En el mes de agosto 40 promotores mexicanos están a punto de concluir su capacitación en la Escuela Nacional para Promotores en Medioambiente y Desarrollo, una iniciativa de cinco organizaciones mexicanas financiada por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

Durante 30 horas cada dos meses y de forma rotativa en varios estados de México, los promotores reciben una formación que les brinda las herramientas necesarias para llevar al éxito un proyecto social y ambiental en su comunidad. Con edades que van desde los 18 a los 55 años, los estudiantes son elegidos por las organizaciones participantes gracias a su liderazgo actual o potencial. También son técnicos que están involucrados en proyectos en las áreas de suelos y agua, fruticultura, horticultura o forestería en sus respectivas comunidades.

De acuerdo con Humberto Morales, del Centro Campesino para el Desarrollo Sustentable, una organización coordinadora con sede en Tlaxcala, todas las comunidades en las que trabajan los nuevos graduados son pueblos campesinos o indígenas que se dedican en un 95% a la producción agrícola, pero que tienen problemas de escasez de agua, falta de servicios básicos y erosión de suelos por causa de prácticas agrícolas inadecuadas.

“Una persona que es muy técnica, por ejemplo, en el aspecto de manejo de bosque, en ocasiones se le hace muy difícil comunicarse con la gente de campo”, señala Morales. Es por eso que la capacitación prepara a los promotores en la planificación comunitaria para el manejo de los recursos naturales; comunicación efectiva; estrategias de desarrollo y legislación ambiental; liderazgo y resolución de conflictos; e introducción al municipio.

Morales considera que un asunto de gran importancia es que muchos de los promotores llegan a ser autoridades en sus regiones y no están preparados para ese puesto. “Si capacitamos gente que sepa conducir grupos y manejar los recursos naturales, tenemos que darles conocimientos y herramientas para ser autoridades porque en algún momento les va a tocar y no queremos que trunquen sus proyectos con las comunidades”, afirma Morales.

La Escuela Nacional para Promotores en Medioambiente y Desarrollo nació como tal en el 2003 y hasta la fecha, esta iniciativa ha capacitado a 82 promotores. Según Morales, un objetivo es contar con el apoyo de la Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales para constituirse en un programa nacional permanente, con apoyo del Estado. Además del Centro Campesino para el Desarrollo Sustentable, las organizaciones participantes son el Centro de Estudios Municipales Heriberto Jara, de la ciudad de México; Alternare, de Michoacán; el Desarrollo Autogestionario Campesino y Popular de la ciudad de México; y Nuhesehe, de Hidalgo.

Ruth Hernández es una promotora de Tlaxcala que actualmente recibe la capacitación. Hasta hace poco se desempeñaba como experta de salud y nutrición en los municipios de Hueyotliplan y Españita, ayudando principalmente a las mujeres a tener acceso a los servicios básicos de forma económica y con poco impacto en el ambiente, como los cisternas de ferrocemento para captar el agua potable. Desde noviembre del 2001 ha capacitado a cerca de 150 personas. Ahora, su función en el Centro Campesino para el Desarrollo Sustentable será la de promotora de gestión ambiental municipal, a cargo de la relación entre el gobierno y la sociedad.

“La escuela nos da las herramientas para comunicar mejor el mensaje, cómo comportarnos como promotores y llevar nuestras actividades a un buen fin”, señala Hernández. Durante su capacitación ha tenido la oportunidad de conocer otras experiencias en sitios como Michoacán, Hidalgo y la Sierra Norte de Puebla.

Ella añade: “La escuela brinda las bases y herramientas para hacer consensos pero se trata de respetarse a uno mismo para luego respetar a los demás”.

— Katiana Murillo

Contactos en México:

Humberto Morales, Centro Campesino para el Desarrollo Sustentable, tel +52-241/415-0180, campesin@apizaco.pedernet.com.mx .

Ruth Hernández, tel +52-241/415-0105.

Más sobre este proyecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s