La Cobertura de un Corredor: Periodistas del Perú y Bolivia Divulgan sobre un ‘Hot Spot’ Biológico y Binacional

Ilustración por Allan Núñez ("Nano")Para mucha gente es noticia que el área que, a nivel mundial, ostenta el primer lugar en número de especies para muchos grupos de animales y plantas, está ubicada en los Andes Tropicales. Dado que alberga 1.666 especies de aves y aproximadamente el 15% de las especies de plantas vasculares del mundo, no en vano el ecologista Norman Myers calificó a esta región como un “epicentro global de la biodiversidad”. Una extensión de tierra llamada el Corredor Biológico Vilcabamba-Amboró abarca unas 16 áreas protegidas entre Perú y Bolivia y cubre una zona de gran importancia biológica de este foco de la biodiversidad.

Pese a esta gran riqueza natural, la organización no gubernamental Conservación Internacional informa que la región sufre de amenazas como la minería, la deforestación, el avance de la frontera agrícola y la construcción de grandes obras de ingeniería, como represas y oleoductos. Esto fragmenta los bosques y pone en peligro su vida silvestre, un alto porcentaje de la cual es endémica. Con el fin de buscar opciones a esta problemática, el corredor fue creado en el 2001 con el apoyo de los gobiernos de Perú y Bolivia, y posee desde áreas de protección absoluta, hasta zonas de uso agrícola e industrial intensivo.

Dada su importancia, el corredor no solo cuenta con el apoyo de organizaciones internacionales y de grupos locales, sino más recientemente con el de periodistas de ambos países.

Precisamente con el objetivo de fortalecer la cobertura noticiosa sobre el Corredor Vilcabamba-Amboró, el Centro Internacional de Periodistas (ICFJ), en conjunto con Conservación Internacional y con el apoyo del Fondo de Alianzas de los Ecosistemas Críticos, desarrollaron el año pasado talleres para periodistas en Perú y Bolivia. La idea fue capacitarlos, tanto en temas relacionados con el corredor y su importancia biológica, como en técnicas periodísticas para abordar temas ambientales. Según Rob Taylor, Director de Programas Científicos y Ambientales del ICFJ, la presencia de cuatro periodistas bolivianos en el taller de Perú y cinco periodistas peruanos en el taller de Bolivia, enriqueció la discusión sobre las mejores formas de cubrir los temas ambientales relacionados a un corredor biológico que no se limita a un único país.

“Me sorprendió mucho,” señala Taylor. “Los periodistas hicieron preguntas interesantes y mostraron mayor interés en la conservación de las áreas silvestres en sus países que el que tenían anteriormente”.

Taylor explica que las sesiones, realizadas en sitios dentro del corredor, incluyeron giras de campo, discusiones sobre la cobertura de temas ambientales, charlas sobre la biodiversidad del corredor, entrevistas a grupos locales, ejercicios y análisis de casos. Como parte de esta iniciativa se realizaron también Concursos de Reportajes sobre Biodiversidad en ambos países, y se estimuló a los periodistas participantes en los talleres a conformar redes de periodistas ambientales en sus respectivos países.

De acuerdo con Taylor, el proyecto rebasó las expectativas, ya que no solo contó con la participación de 36 periodistas en los talleres, sino que la presentación de trabajos sobre biodiversidad en los concursos alcanzó la sorprendente cifra de 47 reportajes en Perú y 30 en Bolivia. Estos reportajes fueron el resultado – a corto plazo – de los talleres y abordaron, desde la naturaleza y diversidad de hábitats del Amazonas, hasta el uso sostenible de los recursos.

“Varios artículos trataron el tema del ecoturismo y el potencial para las comunidades rurales de obtener ingresos por esta actividad”, afirma Taylor.

A raíz de los talleres se inició también la conformación de asociaciones de periodistas ambientales en Bolivia y Perú, las cuales recibirán el apoyo del ICFJ. Taylor cree que estos grupos podrían darle a los periodistas mayor prestigio y acceso a gente de peso en sus países.

“Muchos periodistas mostraron la voluntad de comprometer su tiempo y esfuerzos y continúan mostrando interés luego de los talleres”, señala.

Juan Pablo Chirito, un periodista peruano del diario Expreso de Lima, decidió, a partir de los talleres, asumir el reto de crear una página sobre temas ambientales. Además significó un riesgo ya que, como él señala, era la primera vez que este diario de gran difusión lanzaba una página diaria de temas ambientales.

“Esto implicaba ganar nuevos amigos y perder algunos si es que sus intereses se veían afectados por alguna investigación”, dice; añadiendo que el resultado fue una página exitosa cuyas informaciones han servido para que las autoridades del Congreso de la República, ministerios y otros tomen conciencia de la problemática ambiental.

Chirito es también el Presidente del Consejo Directivo de la recién formada Asociación Peruana de Periodistas Ambientales (APPEA), que vio su luz luego de un año de acuerdos y desacuerdos, como afirma el comunicador. “Me parece que cada uno ha podido entender la necesidad de proteger nuestros recursos, sobre todo porque en nuestra región albergamos una de las zonas más megadiversas del planeta y hasta el momento no se está haciendo ningún planeamiento efectivo por parte de los gobiernos respectivos”, enfatiza Chirito.

En Bolivia la organización Conservación Internacional impulsa tanto la capacitación a periodistas, como reuniones periódicas con ellos y con los directores de los medios y la organización de giras a áreas protegidas. “Esto ha generado un proceso muy importante de crecimiento de la noticia ambiental vinculada al corredor y a la conservación en general”, afirma Eduardo Forno, quien es el director de Conservación Internacional en ese país.

Actualmente Conservación Internacional en Bolivia y Perú están auspiciando un premio al reportaje sobre biodiversidad en radio, que puede incluir trabajos en lenguas nativas. De acuerdo con Forno, la radio es el medio de comunicación más importante en Bolivia y Perú, y en zonas rurales es el único medio que utiliza los idiomas nativos de las etnias más importantes. “Esto nos acerca más a la realidad rural de ambos países y a la realidad del corredor. El tema fundamental es llegar a todos los pobladores y hacerles ver que están en un área de gran importancia para el planeta”, señala Forno.

Debido de que el Corredor Biológico Vilcabamba-Amboró no es un parque tradicional con fronteras, ni tiene guardaparques para toda el área, Forno manifiesta que los medios de difusión pueden ayudar en animar a municipios y actores locales a ser guardas responsables de la riqueza de flora y fauna.

— Katiana Murillo

Contactos:

Rob Taylor
ICFJ
1616 H St, NW
Washington D.C, 20006 EE.UU.
tel 202/737-3700
fax 202/737-0530
rob@icfj.org
www.icfj.org

Eduardo Forno
Conservación Internacional Bolivia
tel 591/2243-4058
fax 591/2211-4228
eforno@conservation.org.bo

Juan Pablo Chirito
Diario Expreso
Lima, Perú
tel 511/933-9579, 511/444-7088
fax 511/444-7125
juanpablo.chirito@expreso.com.pe

Para aprender sobre el premio al reportaje sobre biodiversidad:
www.conservation.org/xp/CIWEB/programs/awards/awards.xml

Lea el perfil de este proyecto en el Eco-Index:
www.eco-index.org/search/resultss.cfm?ProjectID=472

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s