Red Latinoamericana Impulsa la Equidad de Género como la Clave para los Proyectos Ambientales

En algo tan cotidiano como las recetas de cocina y cómo estas han variado a través del tiempo, un proyecto de la ONG mexicana Fundación para la Equidad (Apis) denominado “De la Milpa al Mar”, busca crear un perfil sobre el uso de los recursos naturales en Yucatán y cuáles de estos recursos se encuentran en estado crítico. Así como este proyecto, los resultados de 33 experiencias en América Latina se están recopilando este año con el fin de mostrar cómo en el manejo y en el uso de los recursos naturales, no bastan los estudios científicos, es necesario involucrar a las personas. La Red Género y Ambiente en Latinoamérica y El Caribe (Red GALAC), impulsada por la oficina regional para Mesoamérica de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) y la Fundación Acceso, busca hacer la diferencia en proyectos ambientales mediante un enfoque de equidad de género.

Ilustración por Allan Núñez ('Nano')“Muchos de los problemas ecológicos son en realidad de tipo humano, social, cultural, económico o de migración; lo que estamos planteando es que para solucionar esos impactos de los seres humanos sobre su entorno es fundamental e ineludible contar con el 52% de la población, que son las mujeres”, afirma Lorena Aguilar, coordinadora del área social para Mesoamérica de la UICN y consejera del tema de género para la UICN a nivel mundial.

La red, conformada hace un año con el apoyo del gobierno de Holanda y del Instituto de Investigación para el Desarrollo Internacional de Canadá (IDRC, por sus siglas en inglés), está integrada por organizaciones del Caribe, América del Sur y América Central. Estas organizaciones brindan asesoría en el tema de equidad de género a proyectos ambientales de la región, y están a cargo de reunir experiencias como una base de aprendizaje regional y con el objetivo de difundir metodologías que favorezcan la aplicación de este enfoque en la conservación.

En Mesoamérica también existe una red que desde 1994 trabaja con los ministerios de ambiente y agricultura desde México hasta Panamá, desarrollando políticas y actividades en el tema de género. Esto con el fin de enlazar a las personas que trabajan en el campo con los encargados de definir políticas. Aguilar explica que el trabajo de la Red GALAC busca, por ejemplo, “poder demostrar a un director de un área protegida, que el género cuenta y que puede marcar la diferencia en el trabajo que está realizando”.

Susana Albán Bedón es la coordinadora del Proyecto de Género y Desarrollo Sustentable del Grupo Randi Randi de Ecuador, un miembro de la Red GALAC. Ella cree que a pesar de que la utilidad del enfoque de equidad de género no es valorada aún en todos los proyectos de conservación y manejo de los recursos naturales, sí ha habido una evolución y el género está empezando a convertirse en una de las variables por tomar en cuenta a la par de las biológicas o ecológicas. “Las ONG ven que muchos esfuerzos han sido en vano porque no han tomado en cuenta a las personas”, señala Albán. El Grupo Randi Randi está aplicando un enfoque de género en tres áreas de Ecuador, incluyendo la Amazonía, que poseen no solo ecosistemas diferentes, sino también poblaciones étnica y culturalmente distintas, algunas de estas indígenas, que entrelazan su tradición con el uso de los recursos naturales.

De acuerdo con Albán, en todo proyecto, uno de los aspectos claves es contar con un contexto histórico-social que permita entender las dinámicas comunitarias, las relaciones entre las familias, las relaciones de poder y el contexto ecológico en el que se desarrollan.

Señala que en el proceso de conocer cuáles son los recursos claves que están amenazados dentro de un ecosistema, también se trata de establecer cuáles son las relaciones entre hombres y mujeres que permiten gerenciarlos. Un ejemplo de esto, según sostiene Aguilar, es que se ha determinado que, en general, la eficiencia de la pesca no se basa necesariamente en el tipo de técnicas que utilizan los pescadores, sino en el trabajo de procesamiento que realizan las mujeres y si aprovechan o desperdician el pescado. En este caso, la base del mejoramiento productivo está en manos, precisamente, de las mujeres que, por mito, se considera que aportan mala suerte incluso si se suben a un bote de pesca.

Otro ejemplo de la importancia de conocer las relaciones entre géneros, es un estudio efectuado por biólogos en el Parque Nacional Jaú, en Brasil, que buscaba determinar el consumo proteico en la selva. Luego de hablar y de seguir a los cazadores por un plazo de tres años, sin obtener resultados concretos; un grupo de compañeras del proyecto propuso hacerlo, pero a partir de la información brindada por las mujeres de los cazadores sobre el tipo y la cantidad de animales que cocinaban. No solo se logró obtener la información precisa sobre el consumo proteico, sino que se demostró quiénes definían, en la práctica, qué se comía o no en casa y, por lo tanto, con quiénes era necesario negociar eventualmente un cambio de consumo de especies en peligro de extinción.

“Estudios que se están haciendo en zonas de áreas protegidas demuestran que, en lo que respecta a controles y vedas, las mujeres son, en última instancia, quienes imponen un nivel de control en la comunidad, además de que son también quienes transmiten muchos de esos conocimientos a las futuras generaciones”, señala Aguilar.

Añade que la Red GALAC trabaja con mujeres, hombres y grupos mixtos porque se basan en el principio de que la construcción de la sociedad se da con ambos sexos. Sin embargo, la participación femenina cobra especial importancia ya que muchas veces su trabajo es poco valorado e invisible a nivel social.

De acuerdo con Aguilar, pese a que las relaciones de género cambian mucho de país en país y de ecosistema en ecosistema, hay temas que son comunes, como el uso de los recursos naturales a nivel de subsistencia familiar y no como una actividad vinculada al mercado o visible a nivel público. Ella sostiene que mientras hay estudios que demuestran que muchos de las ganancias provenientes de la explotación de los recursos naturales son invertidos por los hombres en prostitución, alcohol o drogas; las ganancias del trabajo de las mujeres, ya sea de subsistencia o artesanal, se invierte en el mejoramiento de la calidad de vida de su familia.

Los proyectos de manejo de los recursos naturales también implican cambios sociales: se desarrollan habilidades en personas que antes no las tenían, se crean nuevas organizaciones y se le da el poder de decisión a grupos que antes no lo tenían. Esto, inevitablemente, crea un cambio en las relaciones entre géneros que, de acuerdo con Aguilar, puede tener impactos positivos o negativos. Señala Albán que “no es la relación hombre-naturaleza estereotipada que siempre escuchamos, sino las relaciones de poder que establecen las personas entre sí, las que repercuten en el aprovechamiento de los recursos naturales”. Y eso bien puede significar la diferencia entre el éxito o fracaso de un proyecto de conservación.

— Katiana Murillo

Contactos:

Lorena Aguilar
Consejera Global de Género
Unión Mundial para la Naturaleza (UICN)
Apartado 146-2050 Moravia
Costa Rica
tel +506/241-0101
fax +506/240-9934
lorena.aguilar@iucn.org
www.generoyambiente.org
(en inglés: www.genderandenvironment.org)

Susana Albán Bedón
Coordinadora Proyecto Género y Desarrollo Sustentable
Grupo Randi Randi
El Porvenir 243 y Telégrafo, Quito
Ecuador
tel +593-2/ 2432-204
mapuche@uio.telconet.net

Lea más sobre estos proyectos en el Eco-Index:
Red GALAC:
www.eco-index.org/search/resultss.cfm?ProjectID=404
Iniciativa de Grupo Randi Randi:
www.eco-index.org/search/resultss.cfm?ProjectID=406

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s