Adrián Oviedo, Director de la Fundación Hondureña para los Arrecifes Coralinos

Entrevista realizada por Katiana Murillo, Rainforest Alliance (Alianza para Bosques)

“Las comunidades han visto cómo el recurso se va agotando y sienten la necesidad de recuperar ese recurso a largo plazo. Cuando se les argumenta con datos es cuando se dan cuenta de la importancia que tiene la conservación”.

El Monumento Nacional Marino Cayos Cochinos, administrado por la Fundación Hondureña para los Arrecifes Coralinos con el apoyo técnico y financiero de WWF y la Fundación Avina, está situado en el Departamento de Islas de la Bahía, en el caribe hondureño. El área protegida comprende de un archipiélago conformado por dos islas (Cochino Grande y Cochino Pequeño), 12 cayos de arena y cinco millas náuticas alrededor de estas formaciones para un área total de 460 km2. La zona posee arrecifes coralinos que forman parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano.

En la zona habitan también cerca de 350 personas, incluyendo comunidades garífunas. Existen dos comunidades de pescadores: East End y Cayo Chachahuate, cuyos habitantes viven normalmente en tierra firme. Con estas comunidades las autoridades del área protegida han desarrollado una excelente relación al punto de que establecen mediante convenios cuáles son las actividades de pesca que se permiten y en qué circunstancias. Pero no siempre fue así.

Adrián Oviedo, Director de la Fundación Hondureña para los Arrecifes Coralinos explica cuál fue la clave para lograr que las comunidades locales se transformaran de enemigos en aliados para la conservación.

Pregunta: Desde que Cayos Cochinos se estableció como área protegida en 1993, ¿cómo ha sido el proceso de acercamiento con las comunidades?

Oviedo: Ha sido un proceso bastante largo y con la presencia de altibajos. En un principio cuando se decretó el área de Cayos Cochinos como área protegida y la Fundación empezó a trabajar en la zona, inició con una mentalidad más conservacionista y más científica. Entonces se establecieron una serie de restricciones que limitaban el acceso y el uso de los recursos a las comunidades y esto por lógica creó un gran conflicto, a tal punto que hubo manifestaciones de parte de ellos en contra de la Fundación y de que la zona fuera designada como área protegida. Luego de esto la Fundación cambió su política porque se dio cuenta de lo importante que era lograr un mayor acercamiento y participación de las comunidades en los procesos de conservación.

Fue entonces cuando se empezaron a desarrollar proyectos orientados a la educación ambiental con el fin de hacer un poco más de conciencia e involucrar a las comunidades en el proceso de conservación. Se trató de que ellas vieran la importancia que tenía conservar el recurso para su propio beneficio. Fue entonces cuando empezamos a desarrollar proyectos de desarrollo comunitario, en los que las comunidades sintieran que tenían un beneficio directo de parte de la Fundación y de parte de nuestras actividades de conservación.

A la fecha podemos decir que ya hemos superado esa etapa de conflicto y que trabajamos en una forma más armónica al punto que año con año establecemos convenios con los dirigentes comunitarios sobre las áreas que se van a asignar para desarrollar determinado tipo de explotación en la zona. Se les consulta y se establece con ellos algunas normas que están obligados a respetar y que nosotros como Fundación estamos obligados a controlar y vigilar.

P: ¿Cuál es la clave para haber llegado a ese acercamiento con las comunidades?

Oviedo: Mucha de la clave ha dependido del cambio de mentalidad que ha tenido la Fundación en no considerar el área como algo que debe ser intocable, sino darse cuenta de que existe gente que depende de ese recurso y que es necesario buscarle opciones para que cuente con otros medios de subsistencia.

También se consideró que era importante involucrar a las comunidades en el proceso y hacerles conciencia de que utilizan un recurso propio y que pueden hacer uso de él pero de una forma sostenible para no agotarlo y que puedan seguir disfrutando de éste las próximas generaciones.

Las comunidades han visto cómo el recurso se va agotando y sienten la necesidad de recuperar ese recurso a largo plazo. Cuando se les argumenta con datos es cuando se dan cuenta de la importancia que tiene la conservación.

P: ¿Cómo han tomado las comunidades la prohibición de pescar tortuga de carey?

Oviedo: Son normas internacionales y leyes nacionales las que establecen esos mecanismos de conservación hacia algunas especies que están en peligro de extinción, como es el caso de las tortugas marinas. En ese sentido nuestra labor es hacer cumplir la ley y fungir como vigilantes en el área para que las leyes se cumplan. Nosotros trabajamos junto con la fuerza naval.

Además de eso tenemos un programa de conservación de tortugas marinas en el cual estamos involucrando a las comunidades. Estamos trabajando con las escuelas y los niños, a quienes se les explica en qué consiste este proyecto de conservación. Ellos se involucran, adoptan tortuguitas y eso nos ha ayudado mucho a crear conciencia entre la gente joven sobre la importancia de conservar estas especies.

P: ¿Qué actividades de educación ambiental se realizan para lograr crear esta conciencia de la importancia de conservar los recursos de la zona?

Oviedo: La problemática en los cayos y zonas insulares tiene que ver con los residuos sólidos, los residuos líquidos y los desechos, que son tirados directamente al mar. En ese sentido tenemos convenios con universidades y con los sectores público y privado, para que constantemente venga personal a instruir en diferentes temas en los que involucramos, tanto a fuerzas vivas de las comunidades, como a los niños.

Trabajamos también en diferentes niveles: con los líderes comunitarios haciendo conciencia por medio de capacitaciones, igual a través de intercambios con otros países donde ellos van a conocer otras experiencias como la de Banco Chinchorro y trabajamos de forma directa con la comunidad y a nivel escolar.

P: ¿Cómo han tomado las comunidades la presencia de una especie endémica en Cayo Grande y Cayo Menor como lo es la boa rosada?

Oviedo: Algunas personas tienen la conciencia de que es algo único y hay que protegerla. Pero en otros pobladores existe el temor natural de que es una culebra y la tendencia es a veces a matarla. Se está trabajando con programas de educación ambiental, pero estamos luchando también contra un instinto natural. Aún vemos casos en los que las matan porque creen que son venenosas. Pero por lo menos en parte de la población ya existe esa conciencia.

P: El trabajo de vigilancia parece algo inevitable, pero ¿Qué tanto ayuda la educación ambiental a facilitar ese trabajo?

Oviedo: La educación ambiental ha ayudado muchísimo. Una de las grandes ventajas que vemos es que ahora tenemos un vigilante. Cada uno de los miembros de las comunidades, cada uno de los pescadores, a medida que van adquiriendo conciencia, ven quiénes están infringiendo la ley. Nos están sirviendo a nosotros como informantes. Aparte de que ellos no infringen los convenios, están denunciando a quienes lo hacen.

P: ¿Cuáles son los problemas que presenta el arrecife?

Oviedo: Algunos de ellos no tiene relación con la actividad humana, pero son condiciones naturales que nos afectan: virus que atacan y cambios de temperatura en el mar que son letales para algunas especies de arrecife. Aparte de eso tenemos problemas con tierra firme. Algunos ríos desembocan próximos a nuestra zona, los cuales vienen de algunos valles que son altamente productivos, como es el caso de los cultivos de palma africana y banano, los cuales requieren de una gran cantidad de químicos, plaguicidas y fertilizantes. De igual forma, la deforestación nos afecta mucho porque provoca problemas de sedimentación en el área.

Visite el perfil de este proyecto, disponible en la base de datos del Eco-Index.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s