Restauración de Hábitats para las Aves

A medida que el clima frío se va instalando a lo largo de la costa pacífica de los EE.UU. y Canadá, millones de aves playeras se elevan a los cielos. Las aves playeras son conocidas por sus largas migraciones, que algunas inician en Alaska, EE.UU., para recorrer más de 16.000 km hasta llegar a la Tierra del Fuego, Argentina. Al menos la mitad de ellas harán un alto en la Bahía de Santa María, en la costa noroeste del estado de Sinaloa, en el Golfo de California, en México. Las lagunas, los canales y los humedales de Santa María, pueden brindar el hábitat perfecto para invernar — o, para cientos de miles de aves, el agua y el combustible suficientes para poder continuar su viaje hacia el sur.

Ilustración por Allan Núñez ('Nano')Sin embargo, la Bahía de Santa María también sufre las consecuencias de la actividad agrícola intensiva, que genera contaminación y presión por la tierra, así como la proliferación de granjas acuícolas, principalmente para el cultivo del camarón.

“Durante la migración, el cielo sobre Santa Mónica se puede tornar negro con las aves; y cuando están en el suelo, están espalda contra espalda y se las ve hasta donde da la vista”, dice Jim Corven, director de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). La Red, con sede en el Centro Manomet de Ciencias para la Conservación en los EE.UU., está trabajando con el grupo de conservación local Pronatura Noroeste Mar de Cortés, con las comunidades y con el gobierno de México, para tratar de rescatar y restaurar los humedales de Sinaloa.

Él señala que la horticultura intensiva es la responsable de una parte de la destrucción de los humedales a lo largo de la costa. Los agricultores están usando el sistema de irrigación de goteo, control de pesticidas automatizado, camas elevadas, y grandes cantidades de fertilizantes y pesticidas. Es frecuente que las tuberías de drenaje de los campos descarguen directamente en los humedales. Los tomates, pepinos, chiles verdes y otros vegetales producidos, son exportados a los EE.UU.

Los investigadores de la RHRAP están estudiando el nivel de pesticidas en el agua, en el lodo y en las propias aves playeras. Corven indica que “los efectos sub-letales de los plaguicidas pueden tener efectos tan devastadores como un derrame de pesticidas, pero éste mataría a las aves inmediatamente. Uno no ve el efecto sub-letal tan rápidamente, pero resulta que puede ser 10 veces más mortífero que otros efectos, aunque en un período de tiempo mayor.”

Como resultado de un esquema ahora abandonado, las granjas camaroneras destruyeron miles de hectáreas de los humedales y los manglares en Santa María. Según Xico Vega, director de Pronatura Noroeste Mar de Cortés — organización abocada a las actividades de investigación científica, monitoreo de aves y educación ambiental en la zona — “como producto de la construcción de un camino de acceso a las granjas se creo un canal, lo que ha dañado un humedal crítico para las aves playeras” porque este canal ahora recoge el agua que, históricamente, drenaba hacia otro sector del humedal. Esto alteró los cauces naturales y dio como resultado que se secara parte del mangle.

Es por esto que ProNatura Noroeste asumirá también la tarea de restauración de los humedales. En un proyecto experimental financiado por el Acta de Conservación de los Humedales de Norteamérica — un acuerdo cooperativo entre los EE.UU., Canadá y México — científicos de Pronatura y RHRAP están intentando recuperar unas 600 hectáreas de las fincas camaroneras abandonadas, para convertirlas nuevamente en humedales fértiles. De acuerdo con Xico Vega, director de Pronatura Noroeste, el grupo usará fotografías aéreas del área, tomadas antes de la destrucción producida por las fincas camaroneras, para guiarse en su intento por restaurar el flujo natural de alrededor de 50 ha, usando la ingeniería hidráulica y acelerando mediante la plantación de manglares.

De acuerdo con Vega, “Es probable que si nosotros restauramos el flujo natural, el mangle vuelva a nacer; pero, como queremos acelerar el proceso de recuperación, estaríamos contemplando la siembra de mangle y así generar fondos para brindar empleo en la zona”, afirma.

Las actividades de la RHRAP y ProNatura cuentan con el apoyo de la Secretaría de Medioambiente y de Recursos Naturales en México (SEMARNAT). De acuerdo con José Domínguez, Delegado Federal de la SEMARNAT del Estado de Sinaloa, existe una gran presión del sector de la acuacultura en la región, además de grandes impactos provenientes de otras actividades productivas que causan erosión, contaminación, obstrucción y desvío de causes naturales. “Reconocemos que existe un gran problema para hacer cumplir la normativa ambiental en proyectos privados y algunos públicos”, apunta Domínguez.

De ahí que una de las prioridades de SEMARNAT en la zona, según el funcionario, es la regulación de las actividades productivas de impacto, así como la intensificación de las acciones de conservación y restauración en todo el Estado.

Como un punto importante de estos esfuerzos de conservación se llevan a cabo; además, actividades de educación ambiental que contemplan la presencia en las escuelas. Los niños reciben una introducción al conocimiento de las aves, la importancia del humedal para las aves migratorias y realizan una visita de campo. De acuerdo con Vega, la gente de las comunidades de la zona respeta cada vez más el trabajo de conservación que se realiza.

Señala, por ejemplo, el caso de una colonia de gallitos de mar — también conocidos como golondrinas marinas — cuyos huevos eran exterminados inicialmente por los pobladores, debido a la creencia popular de que eran buenos para las “crudas”; es decir, para eliminar el malestar provocado por la ingesta de alcohol. Sin embargo, conforme avanzan las temporadas de anidación, aumentan también los huevos porque los pobladores están respetando las colonias. “Definitivamente hemos tenido un poco más de cambios de actitud respecto al trabajo que realizamos”, señala Vega.

Otro de los objetivos de ProNatura Noroeste es lograr que la Bahía de Santa María sea declarada como Sitio Ramsar, es decir, humedal de importancia internacional, a fin de contar con un mayor apoyo, tanto nacional como del exterior. Santa María no posee aún ningún estatus de protección federal ni estatal a pesar de haber sido nombrada como un sitio de importancia a nivel hemisférico para la conservación de las aves y por formar parte de la RHRAP. La RHRAP es administrada por el Centro Manomet y es una asociación de organizaciones que trabajan de manera conjunta para salvar a las aves playeras a lo largo de las costas atlánticas y pacíficas de Norte, Centro y Sudamérica.

Corven indica que de las 50 especies de aves playeras que anidan en los EE.UU. y Canadá y que migran al sur, unas 25 están experimentando una disminución substancial, incluyendo al chorlo nevado (Charadrius alexandrinus), la avoceta americana (Recurvirostra americana) y el charrán elegante (Sterna elegans). Durante las migraciones del otoño y la primavera boreal, estas tres especies se encuentran en Sinaloa, donde también se encuentra alrededor de la mitad de las más de 1.000 especies de aves que hay en México.

— Diane Jukofsky y Katiana Murillo

Contactos:

Jim Corven
WHSRN
Manomet Center for Conservation Sciences
P.O. Box 1770
Manomet, MA 02345 EEUU
tel 508/224-6521
jmcorven@manomet.org
www.manomet.org/WHSRN/

Xico Vega
Pronatura Noroeste
ITESM
Campus Sinaloa
Blvd. Culiacan #3771
Culiacan, Sinaloa, Mexico
tel 52/667-759-1616
xicovega@itesm.mx

José Domínguez
SEMARNAT
52/ 667-713-3286
jdrodriguez@semarnat.gob.mx

Lea más sobre este proyecto en el Eco-Index:
www.eco-index.org/search/resultss.cfm?ProjectID=339

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s