Tres Pesquerías en México Serán los Primeros en América Latina en Ofrecer Crustáceos Certificados

Por generaciones, los cangrejos y las langostas han brindado su medio de vida a los pescadores de Baja California, Yucatán y Sonora, en México. Pero como muchas otras pesquerías en todo el mundo, estas tres corren el riesgo de agotarse si no los manejan con sumo cuidado. La organización conservacionista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) espera que pronto pueda marcar a estos deliciosos crustáceos con un sello de aprobación que les asegure a los consumidores de mente conservacionista que provienen de pesquerías manejada de manera sostenible.

Ilustración por Allan Núñez ('Nano')Jaime González, oficial de programa en México, para el Proyecto del Arrecife Mesoamericano del Caribe de WWF, informa que en Baja California ya está en marcha el proceso de certificación para la langosta roja (Panulirus interruptus), donde la captura anual promedio para esta especie es de 1,200 toneladas. La certificadora independiente y acreditada llamada Sistemas de Certificación Científica, está evaluando la pesquería para ver si cumple con los estándares del Consejo de Gestión Marina (“Marine Stewardship Council” o MSC), una organización sin fines de lucro cuyas oficinas centrales se encuentran en Londres. La pesquería de langosta bajo este proceso se desarrolla en la parte central de la Península de Baja California y, por lo tanto, dentro de una buena parte, que se desarrolla en una parte de la Reserva de la Biósfera Vizcaíno. Los expertos también están evaluando la pesquería de Banco Chinchorro, frente a las costas del Estado de Quintana Roo, donde cada año se capturan alrededor de 50 toneladas de la langosta del Caribe (Panulirus argus).

Luego de extensas consultas con una cantidad de expertos de todo el mundo, en 1998, el MSC estableció estándares de manejo sostenible para las pesquerías. La intención del grupo es premiar a los pescadores, responsables desde el punto de vista ambiental, otorgándoles a las pesquerías que ellos usan un sello de reconocimiento, y promocionando dicho sello entre los consumidores que, en teoría, estén dispuestos a pagar un poquito más por eco-pescados y mariscos.

La popularidad de la vida silvestre marina y el aumento en su consumo por su gran demanda han hecho que muchas especies se encuentren al borde de la extinción, como por ejemplo el pez espada, el pargo rojo, o el mero, tres de las especies que podrían desaparecer si no se da un manejo cuidadoso. De acuerdo con la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO), el 10 por ciento de los inventarios pesqueros marinos de importancia comercial están, o agotados, o recuperándose; el 15 por ciento están sobre-explotados; y, el 47 por ciento están siendo explotados al máximo de su capacidad. Miles de millones de personas alrededor del mundo dependen de los alimentos marinos para obtener su principal fuente de proteínas, y más de 200 millones dependen de la pesca y de las actividades relacionadas para obtener sus ingresos económicos.

González indica que desde que WWF comenzó a promover el programa de certificación en México, con financiamiento de la Fundación Summit, el grupo ha descubierto cuan difícil que es monitorear un recurso migratorio y transfronterizo. Comenta que “la certificación pesquera es muy complicada debido a que los recursos pueden presentar grandes desplazamientos, de tal forma que son compartidos por varios países o regiones. Así surgen grandes dudas como: ¿Cómo se puede certificar un recurso que se captura en un sitio, pero que se origina a miles de kilómetros de distancia?”

Hasta la fecha, hay seis pesquerías que poseen el eco-sello del MSC: la pesca de langosta de roca de la porción occidental de Australia, la pesquería de hoki de Nueva Zelandia; la pesquería del berberecho de la Ensenada Burry, en Gales de Sur; la pesquería con línea de pesca manual para macarela del sudoeste de Inglaterra; la pesca de arenque del Río Támesis en Inglaterra; y, la pesca del salmón en Alaska, en los EEUU.

Las operaciones antes mencionadas son más grandes que las pesquerías evaluadas en México. De hecho, explica González, que, como en el caso de Banco Chinchorro, el objetivo de WWF-México es demostrar que las pesquerías amigables con el ambiente pueden ser actividades llevadas a cabo por pequeñas cooperativas pesqueras que “no pertenecen a una gran corporación privada, sino a pequeñas comunidades donde el recurso es compartido, pero genera ingresos suficientes para que la actividad constituya a su modus vivendi y donde los recursos pueden ser vendidos a nivel local, nacional e internacional”.

La pesca de cangrejo en Sonora se desarrolla en las aguas costeras del Golfo de California. Con el apoyo de la Campaña para los Mares en Peligro de WWF y la Fundación Packard, una organización civil conservacionista local denominada Comunidad y Biodiversidad, o COBI, ha estado trabajando en sociedad con los pescadores locales para elevar el manejo de la pesquería hasta los estándares del MSC. De acuerdo con Luis Bourillón, director de COBI, el grupo pasó varios meses evaluando la estabilidad de las poblaciones de crustáceos, y explicando el programa a los pescadores locales.

Un objetivo primordial de la iniciativa es canalizar las ganancias producto de la certificación directamente hasta los pescadores, sin que éstas queden en manos de los intermediarios. “En México, el pescado usualmente pasa por varias manos antes de llegar a su destino final”, dice Bourillón. “Por lo que nuestro mensaje a los pescadores fue que si ellos en el mar capturaban el cangrejo y la langosta de una cierta manera, siguiendo determinadas condiciones, el precio que recibirían sería más estable, por lo que tendrían mayor seguridad”.

La pesquería pasó exitosamente por una evaluación preliminar, uno de los primeros pasos necesarios en el largo y detallado proceso de certificación. COBI deberá demostrar que desde que los pescadores recolectan estas especies de esta manera, han aumentado o se han mantenido las poblaciones de cangrejo. Agrega Bourillón que “debemos demostrar que la pesquería no tiene un efecto ambiental negativo significativo para el medio marino”. Otro requisito de certificación del MSC, es que la pesquería tenga un plan de manejo concreto que se cumpla, que esboce claramente donde y cuando se puede pescar.

Después de pasar por la pre-evaluación las pesquerías de Sonora serán analizadas por un equipo de evaluadores independientes respetados, con amplia experiencia, que decidirán si la eco-etiqueta del MSC debe o no ser otorgada. Bourillón indica que todas las pesquerías que han sido certificadas hasta ahora en el mundo, han recibido una aprobación condicionada, o sea que deben demostrar mejoras en ciertas áreas para poder mantener sus certificaciones. Le preocupa que la pesca de langosta se enfrenta a un reto particularmente difícil: como evaluar el impacto que tienen las trampas de langostas en el piso del fondo del mar, y qué efecto tiene en el ecosistema marino la pesca de 1,200 toneladas de langosta cada año, ya que han habido pocos estudios que examinen este punto. Cree que si se otorga la certificación “será condicionada que se efectúe un estudio que se refiera a esta pregunta tan importante, pero sin respuesta en la actualidad”.

González de WWF-México dice que en cierto sentido “la certificación es como un premio, la cereza en el pastel”, ya que todo este proceso se asemeja al de una auditoría que permite revela áreas donde hacen falta mejoras en el manejo de la pesquería. Agrega que “el criterio y el sistema de puntaje que se requiere hacer indican las fortalezas y debilidades sobre la manera como la pesquería se maneja”.

Ante la posibilidad de la certificación, COBI ayuda a buscar nuevos mercados para los característicos cangrejos de Sonora. En un principio, el grupo espera vender sólo una parte, pero luego podrían aumentar las ventas paulatinamente. “Queremos empezar mostrando que la conservación es un buen negocio”, dice Bourillón, “que conviene pescar de una manera determinada ya que no sólo garantiza que el recurso no sea dilapidado, sino que también hay beneficios económicos potenciales”.

Jim Humphreys, director de MSC de los EEUU, ha visitado la pesquería de Baja California. Asegura que en los EEUU, el mercado de langosta certificada esta “subdesarrollado pero en crecimiento”. Señala que en los EEUU, actualmente, hay tres compañías que están promocionando y vendiendo salmón de Alaska certificado por el MSC: “Whole Food Markets”, un vendedor detallista de comida naturista, y las líneas de cruceros de Lindblad Expeditions y Royal Caribbean, que están sirviendo el salmón eco-etiquetado en los restaurantes de sus barcos.

Humphreys explica que “a medida que disponemos de nuevos productos, trabajamos con las compañías actuales que utilizan los productos eco-etiquetados por el MSC para alentarlos a que ellos también los prueben. También estamos trabajando con otros vendedores y restaurantes para conseguir su compromiso para usar productos marítimos eco-etiquetados por el MSC”.

Menciona que el mayor apoyo para la etiqueta de MSC proviene del Reino Unido, Suiza, Alemania, Francia y Australia.

Contactos:

Jaime González
WWF
Av Mexico
No. 51
Col. Hipódromo
06100 Mexico, DF
Tel: 52/9-887-5199
Email: wwfqr@prodigy.net.mx

Louis Bourillón
COBI
Terminación Bahía de Bacochibampo s/n
Fraccionamiento Lomas de Cortés
85450 Guaymas
Sonora, México
Tel: 52/622-1-2670
Fax: 52/622-1-2671
Email: lbourillon@cobi.org.mx

Jim Humphreys
US Director
MSC
2110 N. Pacific St., #102
Seattle, WA 98103 USA
Tel: 206/691-0188
Fax: 206/691-0190
Email: Jim.Humphreys@msc.org
Web: www.msc.org

Lea más sobre este proyecto en el Eco-Index:
www.eco-index.org/search/resultss.cfm?ProjectID=196 y www.eco-index.org/search/resultss.cfm?ProjectID=205

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s