Entendiendo el Parque Panameño Soberanía Nacional: Un Bosque Rico en Biodiversidad con Enormes Problemas Urbanos

En un amplio sendero en el Parque Panameño Soberanía Nacional, el Profesor Peter Wrege, de la Universidad de Cornell, está rodeado de 14 curiosos periodistas de la Ciudad de Panamá. El sendero, llamado Camino del Oleoducto, es muy conocido por ser uno de los mejores sitios de todo el mundo para observar aves. Con el apoyo de la Agencia de los EEUU para el Desarrollo Internacional, la Sociedad Audubon de Panamá y la Administración Nacional de los Recursos Naturales (ANAM), se organizó la visita de los periodistas al parque, de manera de que ellos pudieran comprender mejor las presiones que enfrenta el sitio, la riqueza de la biodiversidad que protege y su importancia para el Canal de Panamá.

Ilustración por Allan Núñez ('Nano')En una improvisada charla sobre ecología, junto al sendero, Wrege también explica porqué Soberanía es tan importante para los investigadores: está trabajando con estudiantes de la Universidad de Princeton y la Universidad de Panamá en un estudio sobre la relación de las aves hormigueras (Formicariidae) con las hormigas guerreras (Eciton spp.). Alrededor de 28 especies de aves hormigueras, siguen de manera habitual las columnas de hormigas guerreras cuando estos insectos agresivos salen de recorrida. Las aves se ubican cerca de donde avanza la columna y se comen a los insectos que tratan de escaparse. Wrege y sus estudiantes están tratando de determinar la relación entre las aves hormigueras y el alimento de las hormigas.

Además de las aves hormigueras, otras 380 especies de aves han sido observadas en Soberanía, junto con más de 100 especies de mamíferos, tales como los monos aulladores y capuchinos (Aloutta spp. y Cebus spp.), agoutis (Dasyprocta spp.), y coatamundis de nariz blancas (Nasua narica). También hay alrededor de 80 especies de reptiles y 55 especies de anfibios. El bosque tropical maduro contiene algunos de los árboles más altos del mundo, con ceibas que pueden llegar a los 60 metros de altura.

Además de proteger la flora y fauna, y de proveer un laboratorio para los biólogos, Soberanía es vital para la operación del Canal de Panamá. Sus 19.500 hectáreas cubren el margen este del canal. Cada barco que pasa por el canal utiliza 190,000 litros de agua fresca, los cuales provienen totalmente de las lluvias. Las precipitaciones sobre Soberanía, y otros bosques cercanos que forman la cuenca del canal, llenan los ríos que desaguan en el lago Gatún y Alajuela; los que a su vez, alimentan los diques.

Sin los árboles para detener la erosión, los ríos depositarían toneladas de tierra en el canal y sería inoperable. Más del 70% de la cuenca del canal ya está deforestada, por lo que para Panamá es una prioridad mantener intacto a Soberanía.

Debido a que está a sólo 30 minutos de la Ciudad de Panamá, el parque siente ciertas presiones que desconocen la mayoría de las áreas silvestres del mundo, que usualmente están a muchos kilómetros de distancia de las grandes áreas urbanas. Tres grandes carreteras corren junto a los límites del parque, y hay docenas de comunidades justo en su perímetro. El agrónomo Oreano Bosquez de ANAM le dice a los periodistas que uno de los mayores problemas es la descarga de basura a lo largo del límite oriental del parque, junto con la contaminación del río debida a una cantera y a una planta procesadora de cerdo.

Además, un pasto invasor llamado “paja blanca”, que crece en abundantes cojines en las afueras del parque, presenta una seria amenaza de incendio. Cuando los agricultores queman sus campos para limpiarlos, las chispas encienden los pastos y las llamas saltan con facilidad a Soberanía. “Estamos trabajando con las comunidades periféricas para minimizar estos problemas”, explica Bosquez. “Ofrecemos entrenamiento para hacer crecer especies nativas y para agroforestería, de manera que la gente plante este tipo de especies de árboles, junto con árboles frutales. Eventualmente estos árboles le harán sombra a la paja blanca. La idea es alentar a la gente a que conserve sus recursos y a que sean buenos vecinos del parque”.

Arlene Faheza de ANAM, controla el manejo de todas las áreas protegidas en la cuenca del Canal: Soberanía, Parque Nacional Chagres, Parque Nacional Camino de Cruces, Parque Natural Metropolitano y el Monumento Natural Barra del Colorado. Reconoce que las necesidades de una población creciente aumentan las dificultades de mantener las tierras boscosas intactas. Dice que “La ciudad está avanzando y muchos ven a los parques nacionales como tortas de cumpleaños, justo el sitio para sus futuras casas. Eso no podemos permitirlo”. Manifiesta que el Parque Nacional Chagres, el principal protector de la cuenca del canal, ya tiene grandes áreas deforestadas. Faheza cree que Soberanía puede ser un parque modelo. Parte del plan es aumentar el ecoturismo a este bosque tan accesible, que también es el sitio base de la Torre Canopy, anteriormente un radar de la fuerza aérea de los EE.UU. y actualmente un observatorio de vida silvestre, y el Zoológico y Jardín Botánico Summit.

El Sendero Natural El Charco ofrece un poza para nadar, un sendero de 800 m a lo largo de un arrollo suave y una zona de recreación en los bancos del Río Sardinilla. Allí es donde se reúnen los periodistas cuando dejaron atrás el Camino del Oleoducto y donde Elizabeth Clark, a cargo del programa de educación ambiental de Soberanía, ofrece su propia visión: “mi deseo es que todos los senderos estén en buenas condiciones y con buena interpretación. Espero ver que todas las comunidades en la periferia del parque trabajen con nosotros como aliados, involucrados en reforestación, agroforestería, y ecoturismo”. Agrega que en realidad las actitudes están cambiando ya que ahora cuando los vecinos del parque observan violaciones, las denuncian al ANAM.

Debido a que, en realidad, los panameños son quienes finalmente definirán su relación con las tierras boscosas de la cuenca del canal; ANAM y los grupos conservacionistas tales como la Sociedad Audubon de Panamá, quieren estar seguros que los ciudadanos tengan toda la información que necesiten para tomar las decisiones sobre el uso de la tierra. Esperan que los 14 periodistas que pasaron el día recorriendo el parque, que para la mayoría fue su primera visita, ayuden a brindar esta información.

Contacto en Panamá:

Autoridad Nacional del Ambiente
Apdo. 870575
Zona 7
Panama City
tel 507/232-5886
fax 507/232-6717

Norita Scott
Sociedad Audubon de Panamá
Apdo. 2026
Balboa, Ancon
tel 507/ 224-9371
fax 507/ 224-4740
audupan@pananet.com
www.pananet.com/audubon

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s